León // La lluvia ‘levanta’ las monterías

¿Lo compartes?

Como cabía suponer no comenzó bien la temporada de caza del jabalí que se abrió el 22 de septiembre.

04/10/2013 | Diario de León

Los primeros ganchos y monterías que se realizaron en la mayoría de acotados que cuentan con éste animal en sus planes cinegéticos se saldaron con pocos cochinos abatidos, aunque, y como siempre, sí que se han visto animales. No eran de prever grandes resultados habida cuenta de la sequía y del calor que, especialmente en las horas centrales del día, se venía produciendo. Además, y en estos primeros lances de la temporada, los perros se muestran incapaces de batir el monte tras una larga y obligada inactividad. La intensa sequía y el calor del comienzo del otoño no favorecen las monterías, motivo por el cual no se solicitaron muchas cacerías para esperar las lluvias que harían mejorar los resultados de forma sensible. Pero la temporada ha dado un giro sustancial con la llegada de las lluvias y del tiempo claramente otoñal de temperaturas suaves. El trabajo de los perros se ve claramente favorecido, trabajan mejor y siguen los rastros con mayor facilidad. La zona sur de León, en el límite de Zamora, ha dado muchos «cochinos» en estos días. En la montería de Riomonte, que aparece en la fotografía realizada en los cotos que la sociedad administra en la comarca de Sahagún, se abatieron cinco animales y se disparó sobre ocho. En El Bierzo, donde ya caen las primeras castañas, también se han matado jabalíes en las últimas monterías. Por otra parte cabe destacar que la Guardia Civil, como ya sucedió el pasado año, se está mostrando sumamente escrupulosa a la hora de establecer las zonas de seguridad, interpretando de forma restrictiva las pistas forestales donde es posible el tránsito de vehículos, pese a que apenas estén transitadas. En todo caso, cada año se producen accidentes, en ocasiones mortales, y extremar la profesionalidad en las monterías es vital en la práctica cinegética.

Para Miguel Fierro, Presidente de Riomonte y Delegado de la Federación de caza, las perspectivas se presentan muy desiguales. «Está claro que hasta la fecha los jabalíes se están levantando en las zonas de media montaña próximas al agua. En la última montería apenas habíamos visto huella los días previos, pero llovió y los animales se movieron. Curiosamente, y esto es un hecho que se está repitiendo en otras cacerías, se están matando «cochinos» de buen tamaño, animales de dos o más años, y sin embargo no se están viendo las hembras con los rayones. Esto hace pensar que se han desplazado para criar a las zonas con maíz y humedad». Fierro quiere advertir también a las sociedades de cazadores que, debido al programa informático de la Consejería de Medio Ambiente, es preciso solicitar las cacerías con quince días de antelación, lo que deberá tenerse en cuenta para programar las mismas.

En las zonas inestables del Páramo y vegas, con cultivos de maíz, comienza a apreciarse alguna huella, tanto de animales grandes como de las «cerdas» con sus rayones que, otros años, llegan más tarde, cuando en el monte escasea el alimento.

Por otra parte, la cosecha se presenta muy desigual y bastante retrasada con el maíz, en muchos casos, en plena maduración. Este hecho, unido al bajo precio del cereal, hará que este año se coseche mucho más tarde, lo que incidirá notablemente en las poblaciones que se asientan temporalmente en estas zonas.


¿Lo compartes?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *