León // Editan guías para que la ganadería, el turismo y la caza no afecten al urogallo

¿Lo compartes?

La conservación del urogallo cantábrico y el desarrollo de las actividades tradicionales y turísticas deben ir de la mano para tratar de asegurar la supervivencia de la subespecie en la cordillera Cantábrica.

29/05/2014 | Diario de León | m. carnero

Con esta premisa, en el marco del proyecto Life+ Urogallo cantábrico, SEO/BirdLife ha elaborado tres cuadrípticos informativos destinados al sector ganadero, cinegético y turístico. Estas guías complementan al Manual de conservación del urogallo cantábrico publicado también por SEO/BirdLife en agosto de 2013.

El objetivo de estas publicaciones es ofrecer un manual de buenas prácticas que contribuya a mejorar la convivencia entre estas actividades y la conservación del urogallo. Entre los temas que se abordan en estos materiales divulgativos se encuentran la necesidad de colaborar con el sector cinegético para disminuir densidades excesivas de ungulados silvestres (caso del ciervo y jabalí, que ejercen un efecto negativo sobre el urogallo como competidores y depredadores); la peligrosidad de determinados cercados ganaderos (por el riesgo de colisión de urogallos contra los mismos) y cuya solución pasa por colocar elementos visibles en las alambradas, o la necesidad de regular actividades deportivas multitudinarias como carreras de montaña o rutas a pie y en bicicleta que atraviesen áreas protegidas.

El urogallo es muy sensible a la presencia humana y por tanto deben evitarse actividades que les provoquen molestias en las zonas y épocas críticas: el celo, la reproducción y la invernada.

Para lograr estos objetivos se establecen una serie de recomendaciones para crear alianzas entre todos los sectores implicados en la conservación, lo que se conoce como custodia del territorio.


¿Lo compartes?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *