Legislación // La misma licencia permitirá cazar y pescar en Castilla y León, Extremadura y La Mancha

¿Lo compartes?

Castilla y León, Castilla-La Mancha y Extremadura se convertirán en punta de lanza en España para facilitar a los cazadores y pescadores de las tres comunidades uno de sus principales anhelos: poder cazar o pescar con la misma licencia (la de caza, para caza; la de pesca, para pesca) en las tres autonomías, indistintamente, sin necesidad de sacar una licencia para cada uno de esos territorios.

18/12/2013 | El Norte de Castilla

Castilla y León llevaba meses liderando en España la posibilidad de que se emitiera una única licencia para todo el territorio nacional. Ante la imposibilidad de que las 17 comunidades se pusieran de acuerdo, la Consejería de Fomento y Medio Ambiente de Castilla y León ha coordinado voluntades y esfuerzos con los mismos departamentos manchego y extremeño y en la próxima campaña las tres autonomías tendrán una única licencia de caza y una única licencia de pesca con la que se podrán practicar ambas en cualquiera de las tres comunidades.
Y no será excluyente, es decir, cuando otra comunidad autónoma quiera adherirse a este sistema, lo podrá hacer. La primera que está a punto de llamar a la puerta de esta licencia interautonómica es Madrid, muy interesada en este proyecto, dada su vecindad con las tres comunidades, que suman casi dos tercios de los terrenos cinegéticos de España y casi el 40% de las licencias cinegéticas que se expidieron de media en el primer decenio de este siglo.
Primer avance
El propio artífice del proyecto, el consejero castellano y leonés Antonio Silván, admite que esta iniciativa es solo «el primer avance», pero claramente es un avance si se tiene en cuenta que es una demanda de los cazadores con posibilidades de moverse por el territorio nacional para practicar el que es su deporte favorito. «Eliminará trabas administrativas, burocráticas y fiscales», anuncia el consejero de Medio Ambiente de Castilla y León en el que es el proyecto al que le ha tenido que dedicar muchas horas de diálogo y trabajo con el sector, con las comunidades autónomas, con el Ministerio de Agricultura y Medio Ambiente y con los técnicos del departamento, que han tenido que poner en marcha los mecanismos, informáticos y administrativos, para que pueda llevarse a cabo en la práctica.
Un elemento fundamental para la expedición de esta licencia interautonómica lo constituye la plataforma de pago on line que el propio Silván, acompañado de la titular de la cartera de Hacienda de Castilla y León, Pilar del Olmo, presentaron en Soria el pasado día 4. Esta plataforma permitirá, a nada más y nada menos que 304.000 personas, renovar vía Internet sus licencias de caza y pesca. El 39% de los documentos de este tipo que anualmente se expiden en Castilla y León son de aficionados de fuera de la comunidad.
Seguridad, rapidez, sin horarios y ‘desde casa’ son las características que facilitan a los aficionados la expedición de sus licencias desde Internet en las distintas modalidades que se recogen, a las que a partir de la próxima campaña se añadirá la pestaña de ‘Licencia interautonómica’, en la que se expedirá para Castilla y León, Castilla-La Mancha y Extremadura esta licencia conjunta de los tres territorios desde cualquier punto de España. Si se cumplen los requisitos que se solicitan para conseguirla, podrá obtenerse.
Trascendencia
En los próximos meses, las tres comunidades firmarán el convenio que dará vía libre a un proyecto de una trascendencia social inusitada y de una importancia económica muy elevada.
Las cifras hablan por sí solas. La caza genera en España un negocio de 3.650 millones de euros al año y emplea de forma directa a más de 54.000 personas, según los datos de la estadística más reciente del Ministerio de Agricultura y Medio Ambiente. De acuerdo con estos estudios, las capturas de cada temporada tienen un flujo económico inducido de 303 millones en la caza mayor y de 741 en la menor. El subsector de la facturación de armas de caza y munición –especialmente en la zona norte de España– factura algo más de 162 millones de euros mientras que el volumen de dinero que se genera en torno a los perros de caza se eleva a 408 millones de euros.
Además de la función social, para la conservación de los terrenos, el control de poblaciones animales y la reducción de daños a la agricultura, la ganadería y el tráfico, la caza constituye una importante fuente de ingresos para los propietarios forestales: el arrendamiento de los terrenos acotados en España asciende a 525 millones de euros al año, a los que se añaden otros 336 millones por las guarderías de los mismos.
Y junto a ello, la hostelería y la restauración mueve al año 142 millones de euros en España directamente vinculados a la actividad cinegética; el transporte, 216 millones. Agencias de viajes, energía, viveros, taxidermia, veterinaria, publicaciones, gestorías, tiendas de deporte y seguros son subsectores productivos que también se benefician del movimiento económico de la caza.
Como ocurre, en prácticamente similar medida, con la pesca. Aquí los estudios económicos más detallados tienen ámbito europeo y cifran en 25.000 millones de euros el movimiento económico en torno a la pesca. Un detalle que da idea del dinero que genera lo arroja la expedición de licencias: las 851.759 emitidas en España en 2010 provocaron unos ingresos de 8,5 millones, de los que 1,5 correspondieron a las 181.700 de Castilla y León. El 11,5% de las licencias de caza de España y el 20% de las de pesca se expiden en las nueve provincias castellanas y leonesas. El valor añadido que genera el movimiento de cazadores y pescadores y que pueda quedar en sus territorios es lo que ha movido a Castilla y León, Castilla-La Mancha y Extremadura a lanzarse a la expedición de una única licencia de caza y una única de pesca para las tres comunidades. Un ejemplo: por un puesto de montería de alto nivel se pueden llegar a pagar 6.000 euros. Si a esto se añaden los desplazamientos, los hoteles, la ropa, el armamento, etc, un día de caza exclusivo puede costarle al cazador hasta 14.000 euros.
El presupuesto medio de gasto anual del cazador europeo (7,5 millones de europeos practican la caza con licencia cada año) asciende a 1.700 euros, de acuerdo con los análisis y estudios del Instituto Nacional Agronómico de París. España aparece a la cabeza de los países europeos como destino preferido de los cazadores.


¿Lo compartes?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *