Las urracas son inocentes

¿Lo compartes?

Un estudio demuestra que no se sienten atraídas por los objetos brillantes ni los roban para llevárselos a sus nidos.

21/10/2014 | Redacción

 

La fuerza del folclore es tan potente que arrasa hasta con la mejor de las reputaciones. Eso es lo que le ha pasado a las urracas que, al menos en Europa, han tenido siempre fama de afanar todo aquello brillara, incluidas joyas, monedas y otros objetos de valor.

Pues bien: la universidad británica de Exeter ha demostrado en un estudio del que se hace eco la BBC que no solo la leyenda es falsa, sino que su sentido es exactamente el contrario: las urracas huyen de cualquier cosa que brille porque los consideran como algo potencialmente peligroso.

El experimento consistió en lo siguiente: los científicos de la esta universidad colocaron una serie de objetos brillantes (desde alfileres a papel de aluminio) y, al lado, un montón de nueces. Sin embargo, parte de estos objetos estaban pintados, por lo que a los ojos de los pájaros eran mates. De más 60 ensayos, sólo dos urracas retiraron el objeto brillante para comer las nueces más tranquilamente: el resto optó por los disimulados por la pintura. Además, las aves comieron menos cantidad cuando se encontraban cerca de los brillantes.

Es más: a pesar de que se sabe que algunos pájaros acarrean hasta sus nidos estos objetos para, así, espantar a cualquier depredador, tras revisar varios nidos de urracas no se encontró ninguno.

En cualquier caso, el acuerdo no es concluyente, ya que las urracas estudiadas estaban ‘emparejadas’ y habitaban un territorio determinado. Respecto a la conducta de urracas ‘solteras’, sus hábitos alimenticios son menos predecibles, por lo que podría haber sorpresas.


¿Lo compartes?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *