Las elecciones de la Federación de Caza, suspendidas por la justicia

¿Lo compartes?

shutterstock_230041072

El Tribunal de Arbitraje Deportivo adoptó esta medida cautelar en la tarde del viernes 9 de enero, después de recibir la denuncia de ocho federaciones autonómicas, disconformes con la convocatoria del órgano que preside en funciones Andrés Gutiérrez Lara. De nuevo los censos presentados por la RFEC son motivo de polémica.

 Redacción JyS

La polémica que rodea al proceso electoral en la Federación Española de Caza está muy lejos de llegar a su fin. Después de que la Audiencia Nacional ordenase el pasado mes de julio la repetición del proceso electoral de 2012 que supuso la reelección de Andrés Gutiérrez debido a “serias irregularidades” en los censos utilizados para adjudicar el número de sufragios, la justicia acaba de dar un nuevo revés al presidente en funciones, paralizando el nuevo proceso electoral que había iniciado obligado por sentencia judicial.

Hasta ocho han sido las denuncias presentadas contra el nuevo proceso electoral por las federaciones autonómicas conocidas como F-8 (Andalucía, Aragón, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Cataluña, Extremadura, Galicia y Navarra), que reclamaban un proceso “limpio y transparente” y que aglutinan a casi el 85% de los federados españoles. En su reclamación ante el Consejo Superior de Deportes las federaciones autonómicas denunciaban que, mientras la sentencia judicial de la Audiencia Nacional obligaba a la RFEC a repetir el proceso con los censos de 2012 corregidos, el equipo de Andrés Gutiérrez ha presentado otros totalmente diferentes, correspondientes a 2014 y en los que, de nuevo, el grupo del F-8 queda con una capacidad de voto muy reducida.

El tribunal de Arbitraje Deportivo entiende que hay “apariencia de buen derecho” en las denuncias presentadas, esto significa que parece más que evidente que los denunciantes tienen razón y que las consecuencias que las actuaciones llevadas a cabo por Andrés Gutiérrez y su equipo al frente de la RFEC pueden acarrear graves consecuencias para la institución, por lo que ha decidido suspender cautelarmente el proceso electoral.

Parece incomprensible la inactividad del Consejo Superior de Deportes, el cual lleva más de dos años atendiendo como mero espectador a una polémica en la que se ha jugado con uno de los elementos más sagrados de la democracia (el proceso electoral) sin tomar cartas en el asunto ni intervenir la RFEC, a pesar de tener atribuciones para ello, como ya denunciaron hace meses desde el F-8. Esa inactividad ha permitido que los cazadores federados españoles sigan, después de más de dos años, sin un presidente electo, a pesar de que la Audiencia Nacional dio orden de repetir las elecciones hace ya más de 7 meses. Si todo sigue como hasta ahora, aún queda bastante para que la democracia regrese a la RFEC.


¿Lo compartes?

One comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *