La vuelta de la caza reduce a casi la mitad la indemnización por daños en los cultivos

¿Lo compartes?

En los cultivos de Villaviciosa, estos últimos años acribillados por los destrozos ocasionados por la fauna cinegética, se nota que esta temporada se ha retomado la caza.

12/01/2015 | La Nueva España | Mariola MENÉNDEZ

A ello se suman las medidas que ha adoptado la sociedad de cazadores “El Portal” para minimizar daños y que han funcionado. El presidente de la asociación, Chema Pezón, estima que este año tendrán que abonar a los agricultores afectados por perjuicios en sus cultivos de maíz, fabes, pastos y pumares unos 30.000 euros. “Es bastante poco en comparación con otros años”, explica. Sirve como ejemplo que en 2011, la última temporada en la que pudieron cazar en Villaviciosa, la cifra ascendió a los 53.000 euros. Creen que la razón está detrás de las medidas de prevención que han tomado.

Pezón explica que pusieron en marcha este plan “excepcional” porque “si no, es imposible mantener los cotos. Los daños te hunden porque son el principal gasto después de la contratación de la guardería. Hay que tener en cuenta que tras casi tres años sin actividad cinegética en el concejo, los destrozos se habían disparado y es la asociación que se encarga de gestionar el coto quien corre con el pago de las indemnizaciones por los perjuicios que causan, principalmente, corzos y jabalíes”.

¿Y cuáles han sido estas medidas? Los cazadores se pusieron en contacto con los principales ganaderos del concejo, por ser los que tienen los cultivos de mayor extensión, para acordar el cierre de sus fincas con pastores eléctricos que impiden el paso de los animales. Además de colocarlos, han estado bien atentos a su mantenimiento sulfatando el perímetro para evitar que la hierba creciera e interfiriera en el paso de la corriente que ahuyenta a la fauna. Con el resto de particulares que cultivan huertas más pequeñas también han colaborado proporcionándoles la batería de los pastores eléctricos y 50 de estos “llendadores” de los que en total han prestado unos 150.

La inversión de estas medidas de protección ha sido de 10.000 euros, pero a la Sociedad de Cazadores “El Portal” le ha permitido ahorrarse unos 50.000 euros en el pago de daños. Por lo que para su presidente “han funcionado muy bien, éste fue el mejor año”. La pretensión es seguir manteniendo un equilibrio de la población de jabalíes, de los que en esta campaña, que finalizará en febrero, ya han cazado la considerable cifra de 300 y eso que aún les quedan dos meses de actividad. Así que Pezón define la temporada como “excelente”. Las zonas más afectadas por los daños de corzos y jabalíes son Poreñu, Grases, Valdediós, les Mariñes y el Valle de Peón.

El ganadero de Poreñu José Manuel Cardín es uno de los que se ha beneficiado de este plan de protección de los cultivos. Asegura estar “contento 100% porque hicieron una labor exageradísima en comparación con todo el desastre de estos años atrás”.

En esta campaña no ha tenido ni un daño en el maíz, así que pone un 10 a la sociedad de cazadores: ” Ha sido lo nunca visto”. En su caso le han protegido diez fincas que suman diez hectáreas de maíz. Mientras el año pasado tuvo un gasto de unos 4.000 euros en su siembra y abono y recogió sólo 20.000 kilos, lo que le supuso tener que gastarse más de 12.000 euros en la compra de más forraje para su ganado, este año recolectó 200.000 kilos. “Se han encargado ellos de todo. Estoy muy contento. Y la consejería (de Agroganadería) no se portó mal tampoco”, celebra.


¿Lo compartes?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *