La temporada de caza mayor acaba en Córdoba con un leve repunte del número de cacerías

¿Lo compartes?

El próximo domingo, día 8 de febrero, concluye en la provincia la temporada de caza mayor, con un total de 496 monterías autorizadas por la Consejería de Medio Ambiente de la Junta, cifra ligeramente superior a la registrada el año pasado, cuando se contabilizaron 489.

05/02/2015 | Diario Córdoba | RAFAEL VALENZUELA

Cómo socorrer a nuestro perro herido por un jabalí

Solo en este fin de semana, el último de actividad autorizada, se llevarán a cabo 55 cacerías, cantidad que supera con mucho la media semanal y que se debe, según algunas fuentes consultadas, a la necesidad de celebrar todas las que estaban autorizadas y que por diversos motivos no se pudieron realizar en su momento, más las previstas para estas fechas.

De las 496 autorizadas para esta temporada, 64 eran monterías de ciervos y 181 eran mixtas (machos y hembras). Además, se han llevado a cabo ochenta ganchos mixtos y 162 batidas de jabalí, según explicó ayer a este periódico el delegado de Medio Ambiente, Francisco Zurera, quien recordó que toda esta actividad cinegética ha propiciado la venta de 23.088 puestos y ha dado trabajo a 5.667 rehalas.

Para el delegado, estos datos demuestran que hemos vivido un año cinegético importante y que es una actividad de gran repercusión económica para la provincia, porque hay zonas en las que genera desarrollo y riqueza, además de hacer también una importante aportación al sector turístico, porque son muchos los monteros que llegan a Córdoba desde diversas zonas del país e incluso del extranjero.

El resultado, sin embargo, en cuanto al rendimiento de la actividad y la calidad de las reses es dispar, según ha explicado a Diario CORDOBA, Tomás Jurado, responsable del área Cinegética y Forestal de Asaja Córdoba, quien señala que en las monterías se siguen notando los efectos de la crisis. Asegura que se montean muchas menos fincas porque no llegan a venderse completamente y no se cubren los gastos.

En cuanto a los resultados, Jurado indica que los ciervos y gamos se han resentido de una primavera y un verano muy secos, lo que ha repercutido en una menor calidad de los trofeos, porque las cuernas no se han desarrollado como hubiera sido deseable. Por el contrario, en el caso del jabalí, las manchas que se han hecho sí han dado muy buenos resultados.

A juicio de Francisco Javier Cano, delegado en Córdoba de la Federación Andaluza de Caza, la temporada de caza mayor “ha sido buena” , teniendo las reses la calidad habitual.

Por su parte, desde Asaja se ha puesto en marcha un estudio pionero para luchar contra la tuberculosis bovina en fincas de caza mayor, donde conviven ciervos, jabalíes y vacas para intentar evitar que se produzca el contagio de esta enfermedad entre las especies cinegéticas y las ganaderas, que comparten los acuíferos donde beben.

En la provincia de Córdoba existen 1.459 cotos, de los que 1.207 son de caza menor y 252 lo son de caza mayor.


¿Lo compartes?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *