La superpoblación de cabra hispánica crea alarma entre los municipios de Els Ports

¿Lo compartes?

El concejal de Desarrollo Rural de Morella, Rafael Pallarés, ha alertado de que las cabras hispánicas «son una plaga y en algunos puntos supone una situación grave y desastrosa». Y es que en Els Ports se está registrando un “exceso” de población de esta especie.

08/06/2014 | El Periódico Mediterráneo | MIGUEL AGOST

Se cuentan por miles y, a pesar de ser inofensivas y tolerar la presencia del hombre, el acecho de estos animales salvajes preocupa y mucho a ganaderos y agricultores. Acaban con las cosechas, pueden transmitir enfermedades a otros animales y se dejan ver cerca de los núcleos urbanos y carreteras principales de la comarca. “Estamos a favor de que se mantenga la población, pero actualmente la presencia de estos ejemplares es muy grande en zonas pobladas y cultivadas. Cada año va a más y nos preocupa”, explicó el concejal morellano.

Esta problemática se une a la escasez de agua de los últimos meses, lo que lleva a las cabras a buscar sustento en zonas pobladas. “La poca producción que hemos tenido de cereal prácticamente se la han comido entera”, aseguró el agricultor Noel Pascual desde la Masía de Adell. Un grupo de unos 20 machos ha estado acudiendo día tras día a sus terrenos. Según Pascual, “por esta zona no se encontraban, pero es como una invasión y arrasan con todo, están por toda la comarca. Están descontroladas”.

Respecto a la actividad agraria, las perspectivas de cara al futuro son negativas. “Hay que buscar una solución, estudiar algo antes que sea tarde, porque si continúa así no hará falta sembrar”, lamentó este vecino, que alerta de las posibilidades de contagio de enfermedades que pueden transmitir a su ganado, “ya que a nosotros nos hacen pasar muchos permisos y estos ejemplares salvajes, como no los sanea nadie, pueden provocar otro problema importante en materia sanitaria”.

SOLUCIONES // Respecto a posibles soluciones, desde el Ayuntamiento de Morella, Pallarés es pesimista “porque no tenemos la varita mágica para encontrar un solución”. “Es complicado al haber un gran exceso, porque pierden el miedo y llegan hasta los pueblos. Habrá que controlar más esta sobrepoblación”, añadió. Como solución, se barajan posibles ampliaciones de los permisos de caza, “ya que se van matando, pero es insuficiente”.


¿Lo compartes?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *