La Sociedad de Caza de Portas y la cuadrilla ‘Os Da Tora’ vuelven a mostrar su cara más solidaria

¿Lo compartes?

Reeditando la iniciativa puesta en marcha el pasado año, representantes de la Sociedad de Caza de Portas y de la Cuadrilla “Os da Tora” han donado hoy más de 170 kilos de carne de caza al comedor social de “ San Francisco” de Pontevedra.

16/10/2015 | TECOR PORTAS

 

Durante la mañana de hoy se ha procedido a entregar la carne para que sea distribuida por el comedor entre los más necesitados que acuden cada día al mencionado centro en busca de un plato de comida.

El encargado del comedor Dº Gonzalo Dieguez Méndez agradeció el gesto de los cazadores, resaltando la buena acogida que tienen este tipo de iniciativas entre los más necesitados.

La labor social que desarrolla el Comedor de San Francisco de Pontevedra es incuestionable, pues cada día pasan por sus instalaciones más de cien personas y como reconoció el responsable del propio comedor “ Toda ayuda es necesaria y bienvenida ” para poder mantener esta labor humanitaria.

Especialmente emotiva resultó la entrega de carne realizada en el día de hoy, puesto cuando se procedió a la entrega, más de medio centenar de personas esperaban ya la apertura de las puertas del comedor social y al percatarse de la donación de alimentos rompieron su silencio con un sonoro aplauso, lo que nos hizo cuando menos

“ Percibir su humildad y apreciar su gratitud” hacia nuestro gesto solidario.

El responsable del comedor y el Presidente de la Sociedad de Caza de Portas, intercambiaron impresiones acerca de la posibilidad de extender este tipo de iniciativas entre el colectivo cinegético, adquiriendo este último el compromiso de seguir colaborando con el comedor social de San Francisco e incluso potenciar la posibilidad de futuras donaciones en diversos puntos de la geografía gallega, puesto que son varias las cuadrillas de caza mayor las que ya mostraron su predisposición en donar la carne de las piezas de caza a centros benéficos de este tipo.

El colectivo de cazadores muestra una vez más, con gestos como este, que la actividad cinegética puede y debe contribuir a mejorar la situación de los más desfavorecidos, aportando piezas de caza para ayudar a cubrir sus necesidades más básicas.

 

 

 

 

 


¿Lo compartes?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *