La pesca del alburno

¿Lo compartes?

Un poco de historia y legislación.

El alburno, es un pez de aguas continentales, de la familia de los ciprínidos. Nativo de Europa, es frecuente en los arroyos y ríos de las regiones templadas, y en las inmediaciones de las desembocaduras; alcanza los 25 centímetros de longitud a la madurez, y puede vivir hasta 6 años. Se alimenta de moluscos, pequeños crustáceos y gusanos.

En la península ibérica se ha introducido de forma ilegal como pez pasto para mantener otras especies exóticas invasoras predadoras, en especial el black-bass y el lucio. Las consecuencias de estas introducciones son nefastas para la fauna piscícola autóctona ibérica.

Debido a su potencial colonizador y constituir una amenaza grave para las especies autóctonas, los hábitats o los ecosistemas, esta especie ha sido catalogada en el Catálogo Español de Especies exóticas Invasoras, aprobado por Real Decreto 1628/2011, de 14 de noviembre, estando prohibida en España su introducción en el medio natural, posesión, transporte, tráfico y comercio.

Con qué pescarlo.

grupo de alburnos

Para comenzar, el alburno es catalogado en el argot de la pesca como pez de minitalla, hay que decir que es un pez muy curioso y muy voraz, teniendo en cuenta su tamaño reducido, por lo que admitirá cualquier cebo que sea de tamaño más bien reducido.

Pero si hay que poner un cebo por el cual siente devoción, es el conocido asticot o nutriaca, un cebo vivo que puesto en un anzuelo pequeño (número 20 ó 22) será mortal de necesidad para que lo ataque sin miramientos.

asticot

Además, el movimiento que provoca éste en el anzuelo, hace de él, el cebo perfecto e ideal para afrontar una sesión de pesca.

Otra alternativa a este cebo pueden ser: un pequeño trozo de masilla de pan, incluso un pequeño grano de trigo, cañamón, entre otros.

El alburno, es un pez que se mueve en grupos amplios, ya que es donde reside su fuerza y donde puede ser menos vulnerable al ataque de sus depredadores.

engodo

Para mantenerlos en nuestro puesto de pesca, habría que hacer un cebado concentrado y constante, formado por: engodo de textura fina y que quede en suspensión, el alburno no es un pez de fondo, y suele moverse por la superficie, sobre todo en la estación primaveral y veraniega, a parte del engodo, habría que introducirle una parte del cebo que usemos en el anzuelo.

Una técnica que da buenos resultados es la siguiente: coger unos granos de asticot y meterlos en un recipiente con agua, esto tiene una función, los gusanos empezarán a absorber el agua y se hincharán, una vez que los lancemos al lugar del cebado (o bien sueltos o bien junto con el engodo), éstos se mantendrán durante el tiempo suficiente en superficie para que el grupo de alburnos los puedan ver mejor, y los ataquen sin ningún lugar a dudas, cosa que de manera normal, bajarán más rápidamente al fondo y será más contaproducente para nosotros.

La técnica.

caña sin anillas

La manera posiblemente más eficaz de pescar este ciprínido, sea utilizando una caña de pulso sin anillas, para aquellos que no las conozcan, que sepan que carecen de carrete, la línea irá sobre un clip o stonfo, que se coloca sobre la puntera, y la longitud de dicha línea será la misma que la de la propia caña, menos unos 40 ó 50 centímetros, esto se hace, para que cuando se produzca la picada, el pez pueda venirnos a la mano de forma automática.

La longitud de estas cañas no debería exceder los 5 ó 6 metros, ya que el alburno es un pez que suele estar apostado en las orillas.

Estas cañas son de acción rápida y clavan muy bien, a éstas no es necesario introducirle una goma, ya que está destinada a la minitalla, e incluso puede servirnos para la boga, bermejuela, perca sol, gobio, etc.

veletas coup

La línea: el diámetro de la línea madre podría ser un 0,16 o más inferior, y el propio bajo debería ser inferior a la línea principal.

El anzuelo: el número estaría entre un 20 ó 22, habiendo pescadores que utilizan números más altos, diciendo que cuanto más alto sea el número, más pequeño será el anzuelo.

La veleta o boya: Se suelen emplear veletas para la pesca al coup, enchufable o boloñesa, el peso que debería soportar ésta no debería exceder de 1 gr o 1,5 gr y la forma, dependerá mucho de si existe corriente, si son aguas paradas, viento existente, etc.

El sistema del plomeado de la línea, tiene que estar compensado con el peso de la veleta que elijamos, por ejemplo: una veleta de 1 gr, la línea debería tener algo menos de ese gramo, ya que también habría que contar el peso del anzuelo y del cebo que pongamos, lo más efectivo es usar una ristra de plomos pequeños, ya que así se transmite mejor la picada, incluso la caída del cebo es mucho más natural que usando un par de plomos más gruesos.

Existen infinidad de formas de plomear y de colocarlos, aquí en futuros artículos pondré alguna de las formas que mejor resultado me han dado, tanto a la inglesa como a la enchufable.

Resumiendo

La pesca del alburno es una modalidad que no es compleja, pero en la que se requiere una cierta práctica, es muy recomendable para aquellos que se inician en este maravilloso deporte, y sobre todo, es ideal para los niños, ellos serán los que más disfruten.

pescando alburnos

Respecto al tema económico, no requiere de un desembolso considerable, ya que los materiales y cebos a emplear son básicos, luego ya va en lo que cada uno se quiera gastar en la caña, que será lo que más dinero nos vaya a suponer.

Os invito a que probéis a practicarla, os vendrá muy bien para coger práctica y técnica para otras especies que requieren de materiales similares, pero donde se necesita tener más conocimiento y sabiduría,ya bien sea para la boga, bermejuela… ,especies más complejas a la hora de buscarlas y seleccionarlas.

Mucha suerte a todos y nos vemos por las orillas.


¿Lo compartes?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *