La ONC y Arrecal piden al parlamento riojano que escuche al mundo rural

¿Lo compartes?

La ONC y Arrecal reclaman al Parlamento de La Rioja que atienda al mundo rural para la tramitación de la ILP de Protección Animal

19/7/2016 | Redacción JyS

ONC y Arrecal piden que se frene la ILP de Protección Animal de La Rioja

La Oficina Nacional de la Caza, la Conservación y el Desarrollo Rural (ONC) y uno de sus asociados, la Asociación de Rehalas Regionales Españolas (ARRECAL), han reclamado hoy al Parlamento de La Rioja que escuche también al mundo rural en la tramitación de la Iniciativa Legislativa Popular (ILP) de Protección Animal presentada en esa comunidad autónoma, oponiéndose a la totalidad de la misma.

Una delegación de ambas entidades se ha desplazado hoy a Logroño para registrar en el Parlamento autonómico un documento de alegaciones a esta ILP, al tiempo que han mantenido contactos con todos los grupos parlamentarios en un proceso que seguirá abierto a lo largo de los próximos meses con el objetivo de modificar sustancialmente el contenido actual de la ILP. En esta jornada han estado acompañados, además, por representantes del mundo rural (mundo taurino, sector cinegético, rehaleros, Plataforma ILP NO…) y por el presidente del Colegio de Veterinarios de La Rioja. Con esto, por primera vez los representantes del mundo rural han entrado en un Parlamento autonómico para defender al sector.

El director gerente de la ONC, Óscar Beltrán, ha señalado que este acto tenía un doble objetivo. Por una parte, hacer ver a los ciudadanos de La Rioja que se va a defender el mundo rural ante lo que supone esta ILP, y por otra “concienciar a los partidos de que no se puede tramitar una ley sin tener en cuenta a los sectores fundamentales, como ha sido el caso de la ILP”. Por eso, ha avanzado que a partir de este momento continuarán los contactos de la ONC con los distintos grupos parlamentarios para trabajar conjuntamente en la presentación de enmiendas a una propuesta normativa que ha llegado a calificar de violenta.

Por su parte, el presidente de ARRECAL, Felipe Vegue, considera que esta ILP es un precedente “muy grave” que convierte a La Rioja en “una especie de campo de cultivo de ética humanizada que de ser aprobada nos causaría enormes perjuicios y que pretende poner al hombre al servicio del animal en todas sus facetas”.

Escrito de alegaciones

En su escrito de alegaciones, que ha sido elaborado con la colaboración del jurista Santiago Ballesteros, se apunta que esta ILP “atenta contra los intereses del colectivo al que representamos de forma concreta y en general a todas aquellas personas, profesionales, y usuarios que tienen animales, formulamos las siguientes”.

Este documento señala que la propuesta plantea “desde el sectarismo animalista” un marco legal “ajeno a la realidad y las necesidades del hombre e incluso del propio perro de caza”. Hasta el punto, añade, de que entra en ámbitos como el “adoctrinamiento” en la cultura anima lista.

Las alegaciones de ONC y ARRECAL indicen, entre otras cosas, en la doble regulación de aspectos como el maltrato animal, ya recogido en el Código Penal, o la creación de nuevas categorías jurídicas de animales como la calificación de las palomas como “fauna salvaje urbana”. Lo mismo ocurre con la caza y la pesca, “materias reguladas por sus propias leyes, muy normativizadas y sometidas ya a un estricto control”, algo que queda fuera de una norma en principio concebida en el ámbito de la producción animal y los animales domésticos.

Destacan el carácter “marcadamente intervencionista” de la propuesta

El documento impulsado por el sector cinegético avisa de que se prevé la concesión de ayudas y contratos públicos para las asociaciones protectoras de animales, curiosamente las mismas entidades que la han impulsado. “Es decir, hacer apostolado animalista, pero con cobertura legal y con dinero público”, apostilla el documento, lo que podría suponer un fraude de ley.

Al mismo tiempo, recuerda que ya hay un borrador de Ley de Protección de los Animales promovido por el Gobierno regional y cuyo objeto y ámbito de aplicación es idéntico, generando una “duplicidad” que “pretende presionar al Gobierno para que el texto definitivo de la Ley acoja los postulados radicales animalistas”. Algo que no se va a permitir y, de hecho, ya se ha advertido en el acto de hoy de que el sector cinegético está dispuesto a recurrir hasta las últimas consecuencias cualquier norma que vaya en este sentido.


¿Lo compartes?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *