La ONC pone en marcha un ambicioso proyecto para demostrar la importancia de la caza

¿Lo compartes?

La Oficina Nacional de Caza va a impulsar en los próximos meses el proyecto titulado “El Potencial del Movimiento Asociativo Cinegético como herramienta de conservación de la naturaleza y de la biodiversidad en España”, que cuenta con el apoyo del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, a través de la Fundación Biodiversidad.

1/12/2014

Cazador
El citado proyecto ha sido seleccionado en la Convocatoria de la concesión de ayudas para la realización de actividades en el ámbito de la Biodiversidad terrestre en el ejercicio 2014 de la Fundación Biodiversidad.
El estudio que va a realizar la Oficina Nacional de Caza pretende registrar de manera objetiva la importancia de la caza en España, teniendo en cuenta los aspectos medioambientales, económicos y sociales, a través de un importante trabajo de recopilación de datos e información entre el conjunto del sector cinegético, las distintas administraciones públicas, expertos en la materia y las ONG´s.
Asimismo, este proyecto estudiará las políticas y prácticas cinegéticas que se están impulsando en España y en otros países europeos, y además recopilará las diferentes visiones existentes sobre la gestión de la caza para redactar una guía de recomendaciones de políticas y buenas prácticas cinegéticas para las distintas administraciones de nuestro país y los diferentes grupos con intereses en la materia, entre ellos el sector de los cazadores.
En opinión de la Oficina Nacional de Caza, la caza es la explotación de un recursos natural renovable que son las poblaciones de las distintas especies cinegéticas. Se trata de una actividad tan antigua como la especie humana, que ha sufrido una transformación constante a lo largo del tiempo. Hoy día ha adquirido una gran relevancia su valor como actividad lúdica. En España es una actividad que desde hace años ha desempeñado un papel socioeconómico destacado en muchas comarcas rurales del conjunto del Estado. Además, como actividad de ocio, ha experimentado un rápido desarrollo en los últimos 30 años.
Actualmente, el número total de cazadores se aproxima al millón, y la caza genera más de 3.600 millones de euros de riqueza y 50.000 puestos de trabajo.
Las diferentes políticas de ámbito europeo y nacional señalan a la caza como uno de los posibles motores de desarrollo económico. Sin embargo, para que esta actividad sea realmente una actividad económica sostenible, y, por tanto, perdurable a lo largo del tiempo, no sólo precisa de hábitat, recursos, ayudas o infraestructuras adecuadas, también depende de que se explote el recurso sin agotarlo, con el fin de que pueda ser utilizado por generaciones futuras.
De esta manera el trabajo de la Oficina Nacional de Caza pretende ahondar en todos estos factores, y hacer públicos los resultados, involucrando con sus conclusiones al conjunto del sector cinegético, a las administraciones públicas, a los grupos de interés en el estudio y, en definitiva, al conjunto de la sociedad, a través de la celebración de diversos eventos y de los medios de comunicación y las redes sociales.

¿Lo compartes?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *