La NRA versiona cuentos infantiles para promover el uso seguro de armas

¿Lo compartes?

En Estados Unidos está permitido reescribir cuentos infantiles como La Caperucita Roja o Hansel y Gretel, y esto es lo que ha hecho la Asociación Nacional del Rifle para concienciar sobre el uso seguro de las armas desde la infancia.

22/04/2016 | Redacción JyS

La Asociación Nacional del Rifle (NRA con sus siglas en inglés) ha decidido crear nuevas versiones de cuentos clásicos infantiles para promover el uso seguro de las armas en EEUU. Como no podía ser de otra manera, la medida ha generado más polémica fuera de los Estados Unidos que dentro, donde cerca de 28 millones de niños han recibido talleres educativos de para aprender a manipular las armas y evitar accidentes por un mal uso.

Clásicos de la literatura infantil han sido versionados por la autora Amelia Hamilton para mostrar a los niños lo importante que es saber cómo protegerse y estar más seguros, en este caso con un rifle o una escopeta. Las opiniones son diversas al respecto; muchas de rechazo con argumentos como que esa no es la mejor forma de defenderse, y otras de aceptación porque enseña a los niños la importancia de protegerse de los peligros que les acechan en el mundo real.

Sin perder mucho su esencia, cuentos más que conocidos nos traen unas enseñanzas diferentes. Así, a Caperucita Roja le regalan un rifle por su cumpleaños con el único objetivo de que esté más protegida y segura. Con él va al bosque donde se encuentra al lobo. Tras conocer las oscuras intenciones del cánido, le enseña el rifle para asustarlo y que deje de molestarla. El lobo se va despavorido sin molestar más a Caperucita, pero sí a su abuelita, que se encuentra también protegida. Las protagonistas de la historia derrotan al lobo sin disparar un solo tiro.

Hansel y Gretel también ha sido una historia versionada por Amelia Hamilton. Los hermanos se adentran en el monte, tras un largo entrenamiento con la escopeta, para llevar provisiones en un lago invierno de tiempos difíciles. Su arma les protege de la bruja.

Está previsto que próximamente se publique una versión con Los Tres Cerditos, y seguramente muchos cuentos infantiles más. Todos parecen ir enfocados a que solo con tener arma o enseñarla se consigue una mayor seguridad ante los peligros incluso sin necesidad de tener que usarla.

Hamilton, su autora, es la escritora de estas historias en las que los protagonistas de clásicos infantiles salen airosos de su situación de una forma diferente a como te la habían contado hasta ahora. Lo más importante es que, al contrario que otros cuentos infantiles, nadie sale herido ni perjudicado.


¿Lo compartes?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *