La movilidad de jabalíes y conejos por la sequía daña campos y causa accidentes

¿Lo compartes?

Los agricultores calculan que a final de año las pérdidas superarán los 20 millones de euros por los destrozos originados por la fauna salvaje.

06/08/2014 | LAS PROVINCIAS.ES | Daniel Guindo

Un jabalí junto a sus crías / Foto: LAS PROVINCIAS.ES
Un jabalí junto a sus crías / Foto: LAS PROVINCIAS.ES

«Si sufre ataques de conejos, jabalíes, avifauna… rellene esta instancia y preséntela en su ayuntamiento para agilizar las actuaciones pertinentes». La presencia de animales salvajes en los campos de cultivo valencianos se ha convertido ya en una tónica general. Tanto, que hasta la página web de la Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-Asaja) ofrece la posibilidad de descargarse un impreso con el que solicitar el auxilio urgente de cazadores, previa autorización municipal.

La intensa sequía que está azotando a la Comunitat durante el último año, principalmente a las provincias de Valencia y Alicante, está empujando a la fauna salvaje de los montes hacia las zonas agrícolas en busca de alimento y agua. Sin embargo, sus incursiones originan en las explotaciones importantes daños, tanto sobre la producción de los cultivos como en los sistemas de riego. A final de año, según calculan desde la citada entidad, las pérdidas en el sector superarán los 20 millones de euros a causa de los desperfectos originados por la fauna salvaje; una creciente problemática que el pasado ejercicio ya afectó a un 30% más de superficie agraria que el año anterior, según la compañía Agroseguro.

«En la actualidad tenemos una plaga de conejos tan grande que deberían adoptar medidas más fuertes». Rafael Francés es uno de los agricultores de la zona de la Vall d’Albaida cuyas parcelas están sufriendo la presencia de estos animales, que no sólo arrasan los cultivos, sino que también dañan los sistemas de riego. Viñas, cítricos, árboles frutales, olivos y hortalizas son los manjares con los que se deleitan los conejos que llevan de cabeza a los agricultores de esta comarca. Francés lamenta que, pese a las facilidades para pedir ayuda a los cazadores a través de los ayuntamientos en zonas declaradas de emergencia cinegética, no está siendo suficiente para atajar la plaga actual, por lo que reclama medidas más intensivas.

En la provincia de Alicante, la situación también se ha agravado, sobre todo a causa de las obras ferroviarias. Desde la Federación de Caza de la Comunitat explicaron que en comarcas como el Vinalopò Mitjà o en los alrededores de localidades como Villena han venido proliferando los conejos durante los últimos seis o siete años, aunque su presencia ahora es más intensa por la actual sequía y «por todo el movimiento de tierras que han originado las obras del AVE, propiciando un suelo más húmedo y movido, ideal para hacer madrigueras», apuntaron desde la entidad.

En Castellón, por su parte, desde el pasado viernes, la Generalitat ha tenido que autorizar de manera excepcional la caza de cabras montesas (hembras que no estén preñadas o criando) también por los daños que los ejemplares están originando en los campos de cultivo de la zona de Els Ports.

Los jabalíes son otro de los grandes problemas a los que se enfrentan no sólo los agricultores. Excursionistas, ciclistas y, sobre todo, conductores tienen que vérselas con estos animales que no dudan en cruzar carreteras y caminos, provocando accidentes. La población de jabalíes se ha triplicado en la Comunitat en los últimos diez años hasta los 25.000 ejemplares, según los cálculos que maneja la Conselleria de Infraestructuras, Territorio y Medio Ambiente. En contraposición, en ese mismo periodo, el número de cazadores ha pasado de los cerca de 73.000 de 2003 a los 51.000 del pasado ejercicio, de ahí que los daños que originan cada vez sean más importantes.

Tal es la situación que a principios del verano se creó una comisión de seguimiento compuesta por agricultores, cazadores y miembros del Gobierno autonómico, para tratar de atajar la situación. Desde la Asociación de Entidades de Caza de la Comunitat (Adecacova), reconocieron que «no hay suficientes manos» para controlar «el aumento imparable» de jabalíes. También alertaron que, por primera vez, están apareciendo quejas de agricultores que sufren la presencia de conejos en zonas no declaradas de emergencia cinegética.

Por una parte, desde la entidad propusieron la creación de pasos de fauna, con el fin de evitar accidentes, y mejorar la limpieza de las zonas de cañas de los cauces, lugares donde se esconden los jabalíes. Comentaron incluso la posibilidad de poner cajas trampa para los conejos en las proximidades de carreteras y vías del tren, espacios en los que no está permitido disparar. «Intentamos dar soluciones, pero es muy difícil», reconocen desde Adecacova. Además, advierten que ya hay agricultores de fuera de las zonas de emergencia cinegéticas que también están sufriendo la presencia de conejos por lo que animan a la conselleria a revisar estos espacios y, en caso de ser necesario, ampliarlos o crear nuevos.


¿Lo compartes?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *