La Mesa Extremeña de la Caza pide rigor para valorar las medidas contra la tuberculosis

¿Lo compartes?

La Mesa Extremeña de la Caza (MEC) pide “responsabilidad, rigor y realismo”, en la valoración de las medidas adoptadas en Extremadura para atajar “el problema de la tuberculosis bovina”.
 
24/8/2016 | Mesa Extremeña de la Caza
firmamesaOK[1]En este sentido, lamenta las últimas declaraciones realizadas por el presidente de Asaja Extremadura, ya que considera que las mismas “carecen del rigor y el criterio técnico necesarios para hablar de cuestiones de esta importancia”.
 
Según aseguran, “en las zonas calificadas por el Plan General de Extremadura como VC4 -de caza mayor- se han aumentado significativamente los cupos para monterías, medida que se comenzará a aplicar en la temporada de caza mayor, a partir de octubre”. Por último, la Administración está aprobando aguardos de jabalíes por daños siempre que éstos se acrediten de manera adecuada.
 
En cuanto al resto del territorio extremeño, se han triplicado las autorizaciones para abatir jabalíes, de forma que si hasta ahora se autorizaba abatir 1 animal por cada 250 hectáreas, ahora son 3 por esa misma superficie. Además, en estas zonas por primera vez se están concediendo permisos para abatir jabalíes, ciervos, incluso de manera preventiva y durante un periodo de seis meses, una medida que hasta la fecha nunca se había adoptado en Extremadura.
 
A esto se suma que las solicitudes se están resolviendo con una agilidad nunca vista dada la excepcionalidad de la situación, en menos de 15 días.
 
No obstante, han considerado “apresurado empezar a valorar los resultados cuando apenas se han empezado a implementar las últimas medidas” aprobadas en el marco de la Mesa de la Tuberculosis, ya que la resolución que “ampliaba la emergencia cinegética es del 6 de junio”, mientras que la Orden General de Vedas “es del 7 de junio”.
 
Asimismo, la MEC considera que desde la presidencia de Asaja Extremadura se está ofreciendo una visión marcada única y exclusivamente por los intereses electorales.
 
Por todo ello, la Mesa de la Caza pide calma y apela a la responsabilidad de todos los sectores implicados en la lucha contra la tuberculosis, al tiempo que recuerda que desde el sector cinegético se están llevando a cabo, con la máxima responsabilidad, todas las medidas que se han aprobado en la Mesa de la Tuberculosis para tratar de frenar un problema que afecta a todo el mundo rural extremeño.
 
Además, la Mesa Extremeña de la Caza recuerda al presidente de Asaja Extremadura que el sector cinegético no se sustenta a través de subvenciones públicas, sino con el esfuerzo y la inversión de empresas y particulares. También le anima a que sea, al menos, tan exigente con el sector ganadero como lo es con el cinegético, ya que es uno de sus representantes, de forma que aporte soluciones tanto al exceso de carga ganadera existente en muchas fincas extremeñas como al mal manejo que se hace a menudo de estas cabañas. Por último, la MEC considera “imprescindible que se aumente el rigor de las pruebas de saneamiento ganadero”.

¿Lo compartes?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *