La Mesa Extremeña de la Caza reclama a la Junta un plan urgente de recuperación de la caza menor en Extremadura

¿Lo compartes?

La Mesa Extremeña de la Caza, entidad que aglutina al 100% del sector cinegético regional, reclama a la Junta de Extremadura que apruebe de manera urgente un Plan de Recuperación de la Caza Menor en la comunidad autónoma.

27/01/2016 | MESA EXTREMEÑA DE LA CAZA

firmamesaOK[1]

Y es que la situación que arrastra este sector en los últimos años está afectando ya al propio equilibrio del medio ambiente extremeño, especialmente en el caso del conejo, base de la dieta de numerosas especies protegidas.

La Mesa Extremeña de la Caza considera que ha llegado el momento de tomar medidas en el marco de una planificación global, más allá de las iniciativas aisladas adoptadas hasta la fecha y que, como se está comprobando, no han dado los resultados esperados.

Por eso, la Mesa Extremeña de la Caza considera imprescindible que se constituya lo antes posible un grupo de trabajo con la participación de todos los sectores afectados para, de esta manera, aprobar un Plan de Recuperación de la Caza Menor que nazca del consenso y que pueda ponerse en marcha en el plazo de tiempo más corto posible.

La Mesa entiende que la situación de la especies de caza menor en la región está llegando a un punto de ‘no retorno’ y que es ahora cuando deben adoptarse unas medidas urgentes, antes de que sea demasiado tarde para corregir la situación. Un ejemplo en sentido contrario es la decisión adoptada por la Consejería de Medio Ambiente y Rural, Políticas Agrarias y Territorio de la Junta de Extremadura, que por primera vez en tres años no ha autorizado las medidas de control del meloncillo, algo que la Mesa considera un grave error en una situación como la actual.

El propio borrador del Plan General de Caza que está elaborando la Junta de Extremadura reconoce que en el caso del conejo “tanto la evolución de las capturas, como las densidades resultantes del análisis de las mismas, muestran cifras realmente preocupantes para esta especie”. En esta línea, admite que “aunque a lo largo de los últimos años se han puesto en marcha numerosas iniciativas, a la vista de los resultados generales, no han sido suficientes, o no se han aplicado de manera adecuada”. Lo mismo ocurre en otros casos como el de la perdiz, la liebre, la tórtola y el zorzal.


¿Lo compartes?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *