La licencia interautonómica de caza y pesca estará disponible a partir del 14 de noviembre

¿Lo compartes?

El nuevo gobierno de García-Page impide que Castilla-La Mancha se adhiera al convenio, dando la espalda a los 150.000 ciudadanos cazadores de la comunidad.

19/10/2015 | Redacción JyS

El pasado 14 de octubre la ministra de Agricultura y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina anunciaba la puesta en marcha de las licencias interautonómicas de caza y pesca, que comenzarán a expedirse el próximo 14 de noviembre tras la firma de la adhesión por parte de las comunidades autónomas de Madrid, Asturias, Castilla y León y Extremadura. A estas regiones próximamente se les unirán la Comunidad Valenciana, Aragón y Galicia, dando un paso más para acercarse a la licencia nacional de caza, una vieja reivindicación del sector cinegético. La licencia de caza tendrá un valor de 70 euros anuales y la de pesca 25 euros por año.

La gran sorpresa de este proceso la ha protagonizado Castilla-La Mancha, una de las principales comunidades impulsoras de este documento cuyo nuevo gobierno socialista ha rechazado adherirse al convenio, tirando por tierra todo el trabajo del anterior ejecutivo autonómico. El consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural de Castilla-La Mancha, Francisco Martínez Arroyo, ha justificado el desplante argumentando que esta comunidad no se adherirá al convenio hasta conocer el reparto de tasas. Además Martínez argumenta que es necesaria la verificación de la pérdida de beneficios por parte de Hacienda y añade que habría que clarificar los trámites desde el punto de vista jurídico, dejando a expensas de la aprobación del gobierno regional la firma de la adhesión.

Desde APROCA y la Federación de Caza de Castilla-La Mancha han instado al gobierno autonómico a firmar inmediatamente el convenio una vez han sido superados los trámites que ponían como traba para no rubricar el acuerdo. Ambas entidades recuerdan que la licencia interautonómica es muy beneficiosa tanto para los ciudadanos cazadores de la región como para el turismo cinegético, que aporta cuantiosos beneficios a la comunidad, en la que muchos son los pueblos en los que se nutren de los ingresos aportados por la caza. Además expresan que quizá se ingresaría menos por las tasas de las licencias, pero este aspecto se vería recompensado con creces por el incremento del negocio con todo lo que rodea al mundo de la caza.

“De no efectuarse la adhesión de Castilla-La Mancha al tratado, sería una oportunidad histórica perdida de responder a las voces de los cazadores que llevan más de una década demandando una coordinación cinegética a nivel estatal”, denuncian desde APROCA y la Federación de Castilla-La Mancha. También afirman que ningún cazador de los 150.000 que aporta esta comunidad “entendería no formar parte de este proyecto que llevan años esperando” y que no pueden verse perjudicados, debiendo tener las mismas oportunidades que el resto. Por último se muestran esperanzados con que, tal y como permite el convenio, Castilla-La Mancha se adhiera en cualquier momento.


¿Lo compartes?

One comment

  1. 0
    Enrique says:

    Ante todo felicitarles por su magnifica página,rogandoles informen si ésta licencia,la pueden sacar los jubilados y si su coste será O como ocurre en la comunidad de Mdrid y la duracion perpetua.
    Saludos cordiales.
    Enrique

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *