La Ley de Parques Nacionales llega hoy al Congreso con el único apoyo del PP

¿Lo compartes?

El proyecto de la Ley de Parques Nacionales agota hoy su trámite parlamentario con su aprobación definitiva en el Congreso tras incluir la polémica enmienda aprobada por el Senado que abre la puerta a la caza y a los aprovechamientos forestales e hídricos hasta el 2020.

20/11/2014 | Diario de León | María Carnero

A pesar de que se espera que toda la oposición vote en contra, la ley saldrá previsiblemente adelante gracias a la mayoría del PP en la cámara baja.

La nueva ley, que sustituye a la aprobada en 2007, nunca contó con el beneplácito ni de la oposición ni de los ecologistas por abrir la puerta a actividades turísticas hasta ahora prohibidas, como los vuelos sin motor y la navegación, y por el papel que vuelve a dar al Estado en la gestión de estos espacios, actualmente en manos de las comunidades. Tampoco gustó a los ecologistas que la nueva ley legalizara la situación en la que se encontraban los municipios leoneses de Posada de Valdeón y Oseja de Sajambre incluidos en el parque nacional, a los que el nuevo texto permite excepcionalmente seguir dentro de los límites del parque a pesar de que prohibe los núcleos urbanos dentro de la zona protegida.

Pero la polémica llegó de la mano del PP, cuando a punto de que concluyera el plazo para la presentación de enmiendas a la ley, los populares incorporaron a la Comisión de Medio Ambiente y Cambio Climático del Senado la famosa enmienda 278. En ella se daba carácter indefinido a la caza, a la pesca y a los aprovechamientos forestales en el parque. Hay que recordar que la anterior ley de 2007, en la que ya se prohibían estas actividades en los parque nacionales, se otorgó una moratoria de diez años al Parque Nacional de Picos de Europa para que se dejara de cazar progresivamente en los terrenos protegidos, a cuyos titulares se les anunciaron indemnizaciones para compensar estas restricciones.

A tres años para que se agote la moratoria y sin amago alguno para negociar indemnizaciones con los propietarios de los terrenos, el Gobierno despachó este asunto dando carácter indefinido a la caza en toda la red de parques nacionales, y dando a los propietarios la última palabra para decidir voluntariamente abandonar la caza.

Ante esta medida, los ecologistas iniciaron una campaña sin precedentes en las redes sociales, con la que han conseguido que el PP modifique su propia enmienda en el Senado y posponga hasta el 2020 la prohibición definitiva de la actividad cinegética en los parques.

Esta nueva modificación, que salió adelante en el Senado gracias a la mayoría del PP, tampoco ha convencido a la oposición ni a los verdes, que ayer volvieron a pedir públicamente la retirada definitiva de esta ley.

Por su parte, los alcaldes de los municipios leoneses del parque, Posada de Valdeón y Oseja de Sajambre, están precisamente en contra de que la caza tenga en el 2020 una nueva fecha de caducidad y denuncian la falta de voluntad tanto del Gobierno como de parques nacionales para sentarse a negociar con ellos las posibles indemnizaciones por abandonar la actividad cinegética, a la que defienden como principal fuente de ingreso para los vecinos de la zona y como el mejor control poblacional para evitar la proliferación de los ataques del lobo y la erradicación de enfermedades como la sarna.


¿Lo compartes?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *