La Junta permite la caza de cerdos asilvestrados para reducir su población

¿Lo compartes?

Han triplicado su número en un año por falta de depredadores, lo que provoca muchos problemas.

29/6/2015 | laopiniondemalaga.es | Rocío Luque

La presencia de cerdos asilvestrados en la provincia de Málaga trae de cabeza a agricultores, ganaderos y al sector cinegético. Y es que la especie ha crecido a pasos vertiginosos en tan sólo un año. Estos animales se han triplicado según informa a La Opinión de Málaga, el delegado de la Federación Andaluza de Caza (FAC) en Málaga, Pedro Acedo, quien además destaca que se trata de la provincia andaluza más afectada.

Un dato que corrobora la Administración andaluza, quien ha publicado en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA) la resolución conjunta de las Direcciones Generales de Producción Agrícola y Gestión del Medio Natural por las que se declara el área de emergencia cinegética temporal por daños de cerdos asilvestrados en varios términos municipales de Cádiz y Sevilla, y en el conjunto de Málaga, con todos los pueblos en emergencia por la presencia de estos animales.

Esta resolución da continuidad a la publicada en la pasada temporada. La FAC ha participado en la elaboración del texto legal que establece las medidas para el control y posible erradicación de las poblaciones de cerdos asilvestrados, permitiendo la caza de ejemplares para reducir su población.

Esta especie, carente de depredadores, constituye un peligro para la agricultura, pero también para especies cinegéticas y no cinegéticas a las que transmite enfermedades como la triquinosis y la tuberculosis. Pero el daño que provoca no se queda ahí. Los cerdos asilvestrados pueden causar además accidentes de tráfico.

Acedo destaca que la proliferación del cerdo asilvestrado se debe a la orografía del terreno con «el calor, la falta de lluvias y que no haga frío genera que no paren de reproducirse» teniendo, como mínimo, dos crías por animal anualmente. La escasez de grandes monterías en la provincia también genera la rápida reproducción de esta especie.

En este sentido, el delegado de la FAC pone de relieve que Málaga «es la provincia más pequeña, pero la que tiene más pueblos y más terreno construido, también ilegal, que impide hacer monterías grandes que facilitarían frenar su reproducción».

«No se ha hecho hasta ahora un control por parte de la administración exhaustivo ni tampoco de los cotos, porque no teníamos los medios», incide Acedo, quien resalta que en una montería se pueden abatir hasta 80 cerdos asilvestrados, poniendo de relieve la cantidad de animales que pueden extenderse por la provincia y que no están cuantificados.

Por su parte, los cazadores actúan contra los cerdos asilvestrados a través el plan de emergencia cinegética desde el 17 de septiembre hasta el 14 de marzo a través de la práctica en mano, batida, gancho y montería.

Así, desde ahora y hasta el mes de mayo del próximo año el cerdo asilvestrado podrá ser abatido a través del aguardo nocturno o diurno.

Proliferación de cerdos híbridos

El delegado de la Federación Andaluza de Caza (FAC) en Málaga, Pedro Acedo, resalta que el área de emergencia declarada por la Junta de Andalucía por cerdos asilvestrados en la provincia también atiende a la decadencia y desaparición de la especie de jabalí autóctono. Los cerdos asilvestrados híbridos proliferan en la provincia cruzados con ibéricos, cerdos blancos e incluso vietnamitas.


¿Lo compartes?

One comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *