La Junta de Castilla-La Mancha amplía en un 50% las subvenciones a los cotos de caza

¿Lo compartes?

En noviembre de 2013 la Consejería de Agricultura de la Junta de Castilla-La Mancha aprobó la convocatoria para el ejercicio 2013 de las ayudas para potenciar «el aprovechamiento sostenible de los cotos privados de caza y el turismo cinegético» con cargo al Programa de Desarrollo Rural de Castilla-La Mancha.

03/12/2014 | El Diario

La cuantía total máxima destinada a dichas subvenciones quedó establecida en 500.000 euros pero ahora, un año después y sin haber resuelto todavía la convocatoria, se ha publicado en el Diario Oficial una Resolución de la Dirección General de Montes y Espacios Naturales, por la que se amplía el crédito disponible en 259.681 euros, pasando a ser en total 759.681 euros los que se repartirán en subvenciones finalmente. Aunque no se ha justificado esta ampliación de crédito en un 50% parece motivada por el número de solicitudes presentadas.

Esta línea de ayudas se justificó en la exposición de motivos de la convocatoria, firmada por la consejera María Luisa Soriano, en que la caza “genera desplazamientos de cazadores, familiares y amigos” y por lo tanto una “importante actividad turística”.

Los cotos privados, únicos beneficiarios, pueden recibir ayudas para crear pastizales, colocar abrevaderos, comederos, o cumplir el programa sanitario, entre otras acciones de mejora. También se subvencionan infraestructuras para favorecer el turismo cinegético, tales como alojamientos, caminos, pantallas naturales, muladares o zonas de evisceración. Asimismo también se subvenciona la creación de itinerarios y observatorios. Finalmente se pueden obtener ayudas para competiciones de caza, jornadas, exposiciones y material de promoción.

Empleo escaso

Para justificar el decidido apoyo a la caza por parte de la Junta de Castilla-La Mancha, el Gobierno viene insistiendo en que los 7 millones de hectáreas que ocupan los aproximadamente 5.500 cotos de caza de la región generan 6.500 empleos con unos jornales anuales de 1,68 millones de euros y una facturación anual de la actividad calculada en 600 millones.

Desde Ecologistas en Acción niegan la mayor, justamente basándose en los datos oficiales que lo que demuestran, en su opinión, es que “la ratio de empleo es bajísima, con poco más de un empleo por coto y menos de un empleo para cada 1.000 hectáreas de terreno acotado a la caza”. La media de facturación de 100.000 euros por coto resulta llamativa para los ecologistas “ya que refleja una cifra que no se corresponde con los gastos que se hace en personal. Esos datos invitan a pensar que muchas de las personas que trabajan en monterías no están registradas oficialmente”, indican.

Al margen de las valoraciones éticas y ecológicas sobre la caza, para Ecologistas en Acción resulta “cuestionable el apoyo de las administraciones públicas, en forma de subvenciones, a un negocio que beneficia a pocas personas y no al conjunto de la ciudadanía” mientras que “otras actividades económicas y el medio ambiente se ven perjudicados”.


¿Lo compartes?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *