La Junta de Andalucía amenaza el futuro de las rehalas

¿Lo compartes?

Ayer se publicó en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía el Decreto 451/2015 por el que se modifica el Decreto 287/2010 que regula el registro de transportistas y medios de transportes de animales vivos en Andalucía. En el nuevo decreto se equiparan los desplazamientos de las rehalas con los de animales destinados a consumo humano. La nueva norma no entraría en vigor hasta el 18 de febrero de 2016.

20/11/2015 | Redacción JyS

Rehala

Con este nuevo decreto, los rehaleros andaluces estarían obligados a inscribirse en el registro de transportistas y medios de transporte de animales vivos como cualquier negocio, con la salvedad de que esta actividad no es un negocio, sino una actividad de ocio, como destaca Alfonso Aguado, presidente de la AER (Asociación Española de Rehalas). “Es algo por lo que ya luchamos y conseguimos vencer, querían que nos diéramos de alta en la Seguridad Social por realizar esta actividad que no es ningún trabajo, no conlleva un lucro económico”.

Esta nueva normativa tiene su origen en un recurso presentado ante los tribunales por una asociación ecologista y que no fue notificado al colectivo cazador hasta que se dictó sentencia. Aguado asegura que “no se ha posibilitado el derecho a defenderse a los cazadores ante una nueva norma que viene a empeorar la ya existente, que en 2010 y tras un consenso entre todas las partes fue publicada”. “La Junta se ha metido en un callejón sin salida por no contar con los cazadores”, afirma Aguado.

Desde la AER argumentan que esta norma “no se ajusta a la realidad y se transforma a un perro, animal de compañía, en un negocio que no es tal”. Según la normativa europea en el transporte de perros basta con que estos estén identificados con la documentación pertinente y con toda la cartilla de vacunas al día, algo que como destaca Aguado ocurre en otros países como Portugal.

Ante todo lo expuesto, la junta directiva de AER se está planteando tomar acciones legales, para lo cual ya cuentan con un informe favorable de sus servicios jurídicos. Tampoco descartan convocar futuras movilizaciones contra lo que consideran una norma totalmente injusta y fuera de la realidad de las rehalas y las monterías. “No podemos conformarnos por los cazadores y porque es un decreto que no se ajusta a derecho”, finaliza Aguado.


¿Lo compartes?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *