Cataluña introduce un ejemplar de oso pardo esloveno en los Pirineos

¿Lo compartes?

La pasada semana el equipo técnico del proyecto Piroslife liberó en el Parque Natural del Alto Pirineu (Lleida) a un oso pardo procedente de Eslovenia. El objetivo: evitar problemas de consanguineidad derivados de la presencia de un único macho reproductor, Pyros, introducido en 1997.

10/6/2016 | Europa Press

oso esloveno normal

Ha llegado un nuevo oso pardo a los Pirineos. Se trata de un nuevo macho reproductor de 9 años que el equipo del proyecto Piroslife, en conjunto con miembros de Políticas Ambientales del gobierno de la Generalitat catalana, ha traído desde Eslovenia. Su nombre, Goiat, que en pallarés significa ‘chico joven’, constata el objetivo de esta introducción. Goiat viene a aportar una nueva carga genética para evitar problemas de consanguinidad derivados de la presencia de un único reproductor, el oso Pyros introducido en 1997.

Pyros, también de origen esloveno, procedente de la reserva de Medved, a unos 100 kilómetros de Jelen -reserva de procedencia de Goiat-. Llegó a los Pirineo centrales en 1997 y es el padre, el abuelo o el bisabuelo de casi todos los osos de la zona, con los efectos que esto puede llegar a tener en el vigor reproductivo y en la mortalidad de los individuos. Los técnicos calculan que en los Pirineos centrales viven entre 30 y 35 osos, de los cuales siete son machos adultos y diez hembras adultas en edad reproductora.

El traslado de Goiat fue monitorizado en todo momento por el equipo técnico, formado por nueve personas, que custodiaron al animal desde su captura, lo transportaron por carretera hasta que lo liberaron, y que cuando lo capturaron le colocaron crotales en las orejas para facilitar su identificación en libertad. También le instalaron emisores convencionales en las orejas, además de un collar emisor GPS que permitirá ubicarlo en todo momento y obtener información sobre sus desplazamientos, hábitos y comportamiento, así como de su salud; y le tomaron muestras de sangre y de pelo que analizarán genéticamente.

Cuando se agoten las baterías de los emisores, el oso se localizará mediante el seguimiento convencional, que consiste en la busca y detección pasiva de rastros dejados por el animal en sus desplazamientos habituales, como excrementos, huellas, pelos y otros indicios, además del fototrampeo.

El director técnico del proyecto Piroslife, Santi Palazón, ha explicado que las muestras servirán “para comprobar que el animal está bien y para estudiar su genética, que servirá después para detectar su reproducción”. Palazón también ha concretado que “han hecho falta seis intentos de captura” en la reserva eslovena antes de encontrar el ejemplar que se buscaba. Además ha contado que el animal fue capturado el pasado domingo entre las 20 y las 21 horas, y que el equipo salió de Eslovenia a las 02.30 horas de la madrugada del lunes y llegó al Pirineo catalán a las 20.30 del lunes.

A la liberación asistieron algunos de los alcaldes y presidentes de los entes locales del Pallars, una decisión que según el director del Parque, Marc Garriga, obedece a que el proceso se ha hecho de manera consensuada con el territorio, por lo que sus representantes “han podido disfrutar del momento de la liberación desde dentro de los coches, por motivos de seguridad”.

El programa PirosLife de la Unión Europea tiene una partida de 2,5 millones de euros, que la Generalitat quiere destinar a compatibilizar la presencia del plantígrado con la ganadería y a la promoción turística del Pirineo contando con el propio territorio. En este sentido, Miralles ha explicado que este verano estará a punto una póliza mediante la cual será la Generalitat quién asegurará el ganado por daños de oso, lobo o buitre, en vez de los ganaderos, con lo que en caso de que se produzcan el pago se podrá hacer en cinco días”, un plazo mucho más rápido que el actual.


¿Lo compartes?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *