La feria vuelve a rebasar las 100.000 visitas

¿Lo compartes?

La 37ª Semana Verde de Galicia cerró ayer sus puertas tras haber superado un año más los 100.000 visitantes, según el balance oficial proporcionado a última hora de la tarde de ayer por la fundación organizadora.

16/06/2014 | Faro de Vigo | X. Salgueiro/S. Soutelo

La feria silledense, convertida ahora en una multiplicidad de certámenes variados, mantiene así la afluencia de los últimos ejercicios, si bien en 2013 se apuntó una presencia ligeramente mayor en unas 10.000 personas. Desde la organización también se apunta a la “satisfacción generalizada” de los visitantes ante “la calidad y la diversidad” tanto de la exposición como del programa de actividades.

Aunque, ya se sabe, cada uno habla de la feria según le fue en ella. Así, algunos expositores no ocultaban cierta decepción ante un certamen en el que aguardaban cerrar más negocios. La crisis todavía sigue estando muy presente y mantiene bajo mínimos los bolsillos de los ciudadanos, según se desprende de comentarios recabados entre vendedores con larga trayectoria en la cita trasdezana. Es el caso de un empresario dezano, que acusaba un descenso en las ventas. “Ves que la gente mira y se acerca, pero no compra”, relata el vendedor, que apunta incluso una anécdota que le sucedió ayer con una pareja joven: “Venían a comprar un lote de embutidos y, al mirar en la cartera no tenían más que 7 u 8 euros… Al final se los das igual, porque te dan pena”, comenta, al tiempo que asegura que no es un caso aislado.

Sin embargo, comerciantes de Silleda mostraban la otra cara de la moneda y decían no tener queja de la feria. “Hoy por la mañana hubo mucha gente”, declaraba la propietaria de una tienda de ropa. También había quien mostraba sus quejas, no tanto por el negocio realizado, sino por las condiciones físicas y el calor dentro del pabellón principal. “Hoy (por ayer) todavía se aguanta, pero los días anteriores esto era un horno y no ponían el aire”, declaraba un expositor en relación a la falta de aire acondicionado.

Más de 600 expositores directos estuvieron presentes en los cuatro días de Semana Verde y sus ferias simultáneas, como Salimat (Salón de Alimentación del Atlántico), que cumplió su mayoría de edad, y las nuevas incorporaciones: La I Feira de Caza, Pesca e Natureza (Fecap) y la I Feira de Festas de Interese Turístico (Festur). A ello se sumó un completísimo programa, compuesto por 196 actividades distintas, ya que a las 176 programadas se unieron una veintena no previstas, organizadas por concellos presentes en Festur y por otros expositores.

En su conjunto, esta edición ocupó una superficie de 68.250 m2, en la que destacó el uso de espacios que no se abrían al público hace años y que aportaron a esta cifra 18.770 m2, como la planta baja del auditorio, el final de la avenida central o la zona anexa al pabellón 3. Todo ello, unido a la entrada gratuita por quinto año consecutivo, tuvo como resultado la gran asistencia registrada. Asimismo, el éxito de algunas áreas expositivas y actividades, como la zona de biomasa, el I Trial Indoor o la presencia del sector cooperativo, confirma esta edición como un vivero de posibles eventos monográficos.

La conselleira do Medio Rural e do Mar, Rosa Quintana Carballo, que ya había participado el jueves en la inauguración de la feria, cursó ayer otra visita al recinto silledense para participar en diversas actividades caninas. Por un lado, acudió al stand de la Asociación de Criadores de Can de Palleiro y al espectáculo de magia desarrollado por el joven ilusionista Martín Varela, quien, entre otros trucos, hizo aparecer un cachorro de esta raza autóctona. Asimismo, entregó varios premios, incluido el Palleiro de Honra a la Televisión de Galicia. Por otra parte, Rosa Quintana visitó la I Feira de Cans de Caza, celebrada en el marco del certamen de caza, pesca y naturaleza (Fecap) y que reunió a cerca de 400 ejemplares, así como la exposición de arte de la feria, que cuenta con más de doscientas obras de 22 artistas de distintos puntos de Galicia.

Pese a la presencia de la conselleira, la Semana Verde de hoy se ha convertido en una feria de muestras que cada vez tiene menos que ver con el sector agroganadero, que tiene sus propios certámenes bienales (GandAgro y Cimag). Perros y caballos han robado protagonismo a las vacas, sin rastro de las frisonas productoras de leche y con la única presencia de las razas autóctonas. A los tradicionales concursos equinos y caninos se suman nuevas actividades, como las ferias de caza, que avanzan en esa dirección.


¿Lo compartes?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *