La Federación de Galgos niega que el reglamento conlleve maltrato

¿Lo compartes?

La regulación del entrenamiento con vehículos respeta la integridad del galgo.

02/09/2014 | ABC | A.M. 

La Federación de Galgos de Castilla-La Mancha ha rechazado todas las acusaciones de maltrato y de oposición a la propuesta de reglamento de entrenamiento de galgos con vehículos a motor que la toledana Silvia Chala ha lanzado a través de Change.org, plataforma a la que se han unido más de 105.000 personas. Chala pide a la Junta de Castilla-La Mancha que no permita la legalización del entrenamiento de galgos con vehículos a motor en esta comunidad, según un información publicada por este periódico el pasado sábado, pero la Federación ha desmentido la mayoría de las acusaciones realizadas por lo opositores al reglamento.

Galguero galgos

En primer lugar, la Federación apunta que el texto del reglamento presentado estaba y está avalado por estudios científicos (Universidad de Córdoba), Colegios de Veterinarios y veterinarios oficiales de la FEG, coincidiendo todos ellos en que con esa regulación «se salvaguarda el bienestar de nuestros galgos».

La Federación también señala que Silvia Chala «miente» si nos atenemos a la mera lectura del texto del reglamento. Así, afirma que «los galgos no serán atados con cuerdas a vehículos de motor, como señala Silvia Chala, sino que serán sujetados por una persona» (artículo 2 del Reglamento). Asimismo, afirma que «los galgos no serán obligados a correr durante horas, como señala Silvia Chala, sino que el vehículo no podrá circular a más de 15 km/hora, la distancia máxima de entrenamiento será de 8 km por día y el suelo debe ser adecuado estando prohibidas las vías asfaltadas para el entrenamiento, entre otras indicaciones (artículos 2, 3 y 4 del Reglamento).

También se concreta en el escrito remitido que «la Federación de Galgos de Castilla la Mancha está en contra de cualquier maltrato y/o abandono de los animales y, especialmente, de los galgos. Los galgos de los federados de Castilla la Mancha cuentan con microchip, tatuaje y están registrados en el Libro de Orígenes de la Federación Española de Galgos». Y añade que «no nos consta el maltrato y/o abandono de un solo galgo propiedad de galgueros federados en nuestra Federación, y de existir serían inmediatamente expulsados».

Otra de las afirmaciones apunta a que «es completamente incierto el dato de que más de 50.000 galgos son abandonados cada año por ser demasiado viejos… Los datos oficiales del Seprona son muy distintos a los manifestados por la señora Silvia Chala».

Por último, la Federación de Galgos de Castilla la Mancha ha iniciado una campaña de recogida de firmas, con datos personales y DNI, a favor de la caza con galgos y del Reglamento de Entrenamiento de Vehículos a Motor que serán presentadas ante la Consejería de Agricultura.


¿Lo compartes?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *