La caza y las quemas ilícitas, a la cabeza de las multas por dañar la naturaleza

¿Lo compartes?

Quemas agrícolas, construcciones ilegales y actividades de pesca y caza ilícitas fueron el pasado año la causa principal de denuncias contra el patrimonio natural murciano, que se mantienen estables.

15/06/2014 | La Verdad

El pasado año se cerró con similar número de denuncias con respecto al año anterior, pues fueron 598 las realizadas, dos más, según los datos de la Dirección General de Medio Ambiente.

La mayor parte de las infracciones fueron actividades ilícitas de caza y pesca, carencia de autorización para quemas agrícolas y roturaciones y construcciones ilegales. Otras denuncias tuvieron relación con la ocupación de vías pecuarias y agresiones al medio insular y marino protegido. Los 104 agentes medioambientales de la comunidad murciana, distribuidos en 16 centros comarcales y uno de coordinación, llevaron a cabo 30.725 actuaciones de protección y conservación de la naturaleza en 2013, 4.570 más que el año anterior.

Otros datos estadísticos de 2013 fueron la expedición 711 autorizaciones, sobre todo para permitir cazar animales que dañaban cultivos, la realización de 407 controles sobre la actividad cinegética y piscícola en acotados y monterías y 135 servicios de supervisión y control de eventos especiales, como romerías, competiciones deportivas y concursos de caza y pesca.

Fueron realizados el año pasado 176 precintos y mediciones a ejemplares de caza mayor lícitamente abatidos, 198 servicios especiales contra el furtivismo, el silvestrismo y el marisqueo, así como 81 de vigilancia y control de la actividad pesquera y del submarinismo deportivo en la reserva marina de Cabo de Palos-Islas Hormigas y en Isla Grosa. Los agentes colaboraron en la elaboración de censos de rapaces forestales, rupícolas y esteparias, con 476 controles de seguimiento de estas especies, recogieron 103 animales salvajes accidentados o muertos e hicieron 315 recolecciones de semillas de ejemplares de flora protegida para el banco de germoplasma.

Fueron emitidos 18.921 permisos para la quema de restos agrícolas fuera de época de peligro y 386 partes de incendios, de los que fueron investigados a fondo los 78 más relevantes. Por cuarto año consecutivo, se puso en marcha el dispositivo Thader para el control de quemas agrícolas en los márgenes del río Segura durante tres meses, en el que participaron 42 agentes de las comarcas de Cehegín, Calasparra, Cieza, Abarán y Ricote. En el apartado de protección de los bienes culturales, se llevaron a cabo 68 inspecciones en yacimientos arqueológicos.


¿Lo compartes?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *