La caza una herramienta de conservación de las aves

¿Lo compartes?

La caza puede ser una herramienta de conservación de aves en medios agrícolas, así lo sugieren las conclusiones de un reciente estudio llevado a cabo por investigadores del Instituto de Investigación en Recursos Cinegéticos (IREC).

20/01/2015 | EFEVERDE.COM

Cartel de reserva de caza. EFE / Juana Benet
Cartel de reserva de caza. EFE / Juana Benet

La investigación se ha centrado en estudiar los efectos de la gestión cinegética para la perdiz roja y el conejo sobre la abundancia y diversidad de diferentes grupos de aves de medios agrícolas en el sur de Portugal.

El trabajo, del que ha informado la Universidad de Castilla-La Mancha en un comunicado, demuestra que la diversidad y abundancia de varios grupos de aves, como paseriformes, rapaces o aves que nidificaban en el suelo, entre otros, era semejante entre zonas manejadas para la caza menor y otras no manejadas.

Además, la abundancia de algunos grupos, como las rapaces y especies que nidificaban en el suelo, era mayor en zonas manejadas para la caza.

Esto sugiere, según los autores del estudio liderados por Jesús Caro, que “los manejos moderados realizados para mejorar las poblaciones de especies de caza menor no sólo no afectan negativamente a la diversidad de aves agrícolas, sino que pueden ser beneficiosos en algunos casos”.

Por otro lado, el tipo de hábitat fue el factor que más importancia tenía para explicar la abundancia y diversidad de las distintas especies.

El estudio recuerda que la intensificación agrícola, que produce la degradación y fragmentación de los hábitats naturales, es una de las causas principales del declive de la perdiz roja, principal especie de caza menor hacia la que van dirigidas las medidas de gestión.

Así, estos resultados sugieren que los manejos que mejoren la calidad de los hábitats en cotos agrícolas de caza menor favorecerían también a otras muchas especies, algunas de ellas con interés para la conservación.

Por ello, los investigadores consideran que la caza podría ser una herramienta que contribuiría a la conservación de aves asociadas a medios agrícolas, si su gestión se basa en el manejo del hábitat para favorecer a las especies cinegéticas e incluye otras medidas de gestión moderadas.

El trabajo ha sido realizado por el IREC, -centro mixto de investigación de la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM), el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha-, y ha contado también con la colaboración con el Centro de Investigación en Biodiversidad y Recursos Genéticos (CIBIO) y la empresa ERENA, ambos asentados en Portugal.


¿Lo compartes?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *