La Administración se compromete a adoptar medidas ante la falta de caza menor

¿Lo compartes?

Se descarta el cierre anticipado de la temporada, apelando a la responsabilidad y coherencia de los gestores de los cotos.

La Federación Extremeña de Caza y el Gobierno de Extremadura descartan el cierre anticipado de la temporada de caza menor en la región como vía para intentar recuperar las poblaciones de conejo y libre, prácticamente, desaparecidas y apelan a la responsabilidad y coherencia de cada uno de los propietarios de los cotos para que adopten las medidas que consideren más oportunas y convenientes. Asimismo, FEDEXCAZA ha conseguido que la Administración se comprometa a adoptar una serie de medidas encaminadas a solucionar una complicada situación de cara a próximas campañas.

El panorama se ha tornado crítico, especialmente, en la presente temporada, en la que se ha constatado un alarmante descenso de caza menor. Entre las causas que podrían haber contribuido a eliminar a especies como el conejo o la libre de los campos extremeños, la Federación destaca, entre otras, la alteración del hábitat, el abandono de los usos tradicionales del suelo, el abandono de la agricultura y ganadería tradicional, el uso de herbicidas, pesticidas, insecticidas, fungicidas, y todo tipo de fitosanitarios, el despoblamiento del campo y la pérdida de la figura del guarda tradicional, la proliferación de todo tipo de depredadores y, por supuesto, las enfermedades del conejo, como la Mixomatosis y la NHV.

De esta forma, con el propósito de cambiar este escenario, durante el último Consejo Extremeño de Caza, celebrado el pasado lunes 18 de noviembre, se planteó la posibilidad de adelantar el cierre de la temporada de caza menor para conejo y liebre al ocho de diciembre. A partir de ese instante, la Federación abrió un plazo de consulta entre los cazadores y sociedades federadas, constatando una importante división de opiniones en torno a esta idea.

José María Gallardo, presidente de la Federación Extremeña de Caza, reconoció el pasado viernes, durante la reunión convocada por diversas sociedades de cazadores en la localidad de Casar de Cáceres, que “visto el resultado de la encuesta, donde había mucha gente a favor y mucha en contra y apelando al buen criterio y capacidad de las Juntas Directivas y gestores de cotos, se ha llegado a la conclusión de que cada uno, responsablemente y coherentemente, gestione su coto conforme a la situación actual”, por lo que confirmó que “no hay cierre de la temporada como tal”.

Gallardo, quien enumeró los múltiples trabajos realizados por la Federación a favor de la caza en los últimos años, afirmó que “todo este revuelo ha hecho que la Administración se preocupe y nos escuche”, de modo que “este importante movimiento social ha servido y servirá para que nuestra propuestas se tomen mucho más enserio”, puesto que hasta ahora FEDEXCAZA había luchado en solitario.

Así, la Federación Extremeña de Caza, gracias al apoyo de esta movilización, y junto con la Administración, que ha mostrado su preocupación, han acordado la adopción de numerosas decisiones, tales como el estudio de la modificación del periodo hábil del conejo para la próxima temporada de caza; la ampliación en, al menos, un mes de la caza de zorros en batidas y en madriguera; y el estudio pormenorizado del documento presentado por la Federación Extremeña de Caza para adoptar las medidas necesarias y elevarlas al Ministerio de Agricultura, ya que muchas de ellas forman parte de una Estrategia Nacional.

Además, se tomarán medidas inmediatas sobre la perdiz roja, suscribiendo acuerdos con FEDENCA, e iniciando un proyecto muy costoso, con estudios de campo, mapa genético, granja de perdiz que sirviera como reservorio genético, etcétera; junto con el Jefe de Servicio de Conservación de la Naturaleza, se tomarán medidas para el control del meloncillo, pudiendo solicitar acciones para prevenir perjuicios importantes a la ganadería o a especies silvestres con aprovechamiento cinegético; se intentará que la Administración flexibilice el control del jabalí, considerándolo especie depredadora, en aquellos cotos que solamente son de caza menor y no tienen cotos de mayor colindando; y se exigirá una investigación, desarrollo y comercialización de una vacuna contra la Neumonía Hemorrágica Vírica.

FEDEXCAZA considera que la adopción de estas medidas es básica para recuperar y conservar la caza menor en Extremadura, al tiempo que hace un nuevo llamamiento a la unidad, puesto que, según Gallardo, “el egoísmo, el hacer cada uno la guerra por nuestro lado, es parte de nuestro fracaso”, por lo que es imprescindible “luchar todos juntos” para “no seguir fracasando”.


¿Lo compartes?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *