Jaén // Un centenar de cazadores, en una reunión-protesta en Vilches

¿Lo compartes?

Alrededor de un centenar de cazadores de toda Andalucía se reunieron en el pabellón polideportivo Jacinto de la Paz, de Vilches, para protestar contra la nueva medida del Ministerio de Empleo y Seguridad Social, que incluye en el régimen de la Seguridad Social la actividad de la caza con rehala.

01/05/2014 | Ideal Digital | J. A. GARCÍA-MÁRQUEZ

Los cazadores, acompañados por el presidente de la Asociación Española de Rehalas (AER), José Luis Domínguez Torres, expresaron su malestar porque, así lo manifestaba su mandatario, «los rehaleros no somos trabajadores, somos aficionados y como tales se nos exige una licencia de caza para actuar con nuestros perros. Creen que practicamos la actividad cinegética por sacar dinero y no es así. Cuidamos nuestros perros en nuestro tiempo libre y los fines de semana cazamos con ellos, pero el rehalero no actúa para lucrarse. A pesar de eso se nos exigen nuestra inclusión en la Seguridad Social y que nos demos de alta en la Oficina de Empleo».
A la convocatoria de Vilches, realizada por la iniciativa del rehalero local Bartolomé Egido, se llegaba después de que una delegación de la AER mantuviera en Madrid una reunión con el director general de la Inspección de Trabajo, José Ignacio Sacristán, para tratar la situación creada tras la intervención de la Inspección de Trabajo en algunas monterías, procedimiento que generó una situación de inseguridad en el sector de la rehala, ya que no existía una regulación específica sobre la materia. La AER pretendía que la caza con rehala se equiparara a una actividad deportiva a nivel de aficionado, salvo en aquellos casos que se pudiera constituir como medio fundamental de vida. La reunión acabó con el compromiso de estudiar el tema, pero sin concretar acuerdos.
Tras la reunión de Vilches, pueblo con un gran número de practicantes de la actividad cinegética, la AER matizó las medidas propuestas por la junta directiva a sus socios: Recurrir la resolución dictada por la Dirección General de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social y desaconsejar al colectivo de la rehala la práctica de esta modalidad de caza, porque en 2015 podrían encontrarse con requerimientos fiscales.


¿Lo compartes?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *