I Open Cordobés de Carpfishing

¿Lo compartes?

El pasado verano, del 7 al 9 de agosto, se celebró el primer Open Cordobés de Carpfishing, organizado por dos miembros de la tienda de pesca Melo Carpfishing de Córdoba. Este evento tuvo lugar en la meca del Carpfishing, el embalse de Orellana un lugar ya consagrado a nivel nacional e internacional.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Precioso atardecer en el embalse de Orellana

Las grandes carpas de Orellana

El pantano de Orellana se encuentra en la comunidad autónoma de Extremadura en la provincia de Badajoz, y desde hace unos años se ha convertido en un lugar especial para los pescadores que buscan grandes carpas. Pero a este embalse le empieza a pasar factura la alta afluencia de pescadores que pasan cada semana por allí. La gran masa de pescadores que allí se reúne puede llegar a generar un exceso de explotación de pesca en no mucho tiempo, ya que se puede ver como cada semana se celebran allí campeonatos y eventos de pesca deportiva, sin contar todos aquellos pescadores que allí se dirigen por su propia cuenta; a pesar de que la filosofía del Carpfishing sea la captura y la suelta del pez.

Las carpas de Orellana ya empiezan a “oler” cuando se producen estos acontecimientos, ya que allí los cebados son copiosos, en ocasiones exagerados, y ellas mismas notan que la comida nunca les va a faltar, de ahí que por momentos o días puedan desaparecer no dejando rastro alguno. Si además se le añade el calor extremo como el que se sufrió el pasado verano, todavía afecta más a las carpas. Todos estos condicionantes en conjunto pueden provocar que la pesca llegue a repeler ciertos comportamientos habituales.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Los grandes amigos aparecen en eventos de este estilo

Llegó el concurso

Alrededor de las 7:00 h llegamos a Talarrubias, zona de encuentro del campeonato. Una vez allí y sin demora comenzó el sorteo de los puestos y las plicas. Enseguida todos los concursantes se pusieron en marcha para localizar cada puesto e ir acondicionándolo lo mejor posible. Nos quedaban por delante dos días de auténtico Carpfishing.

El concurso comenzaba a las 12:00 h por lo que no se podía perder tiempo. Había que preparar la carpa, las mesas, los ovales, las sillas, los trípodes, las cañas, los cebos, la barca… y un largo etcétera de elementos habituales. Una vez listos lo primero era ver, sondear y localizar sin salirnos del área marcada las potenciales zonas donde podríamos conseguir nuestros objetivos. La sonda nos marcaba una amplia playa sin grandes oscilaciones ni desniveles pronunciados, estudiamos la variación de profundidad al igual que la distancia a la que pondríamos nuestras posturas. En nuestro puesto había varias cangrejeras que nos podrían complicar la lucha si algún pez se decidía a tomar el engaño, pero por otro lado según algunos expertos pescadores de Orellana estos eran los puntos ideales para que las carpas se atrevieran a comer con cierta confianza. Ya se sabe que la carpa adora el cangrejo como nutriente fundamental en su dieta.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Un buen equipo puede ayudar a facilitar las cosas, pero no asegura las capturas

El embalse de Orellana es también conocido por la infinidad de cangrejo que puebla sus aguas y que en la estación estival se activa de manera ciertamente agresiva. Cabe destacar que el cangrejo es el peor aliado para el Carpfishing. Es capaz de echar por tierra muchas de nuestras jornadas. En los días de mayor actividad puede arrasar el mejor de los cebaderos y estropear el montaje más “anticangrejo” del momento, ya que es un auténtico devorador.

Ante este gran reto que se nos planteaba y como solución más socorrida recurrimos a preparar dos cebaderos, uno de ellos menos atractivo que el otro. En el más atractivo para las carpas optamos por cebar con chufa, algo de maíz y cañamón, ya que buscábamos meter el menor número de cangrejo en nuestro cebadero principal. También evitamos el uso de dips, esencias y remojos atrayentes ya que el cangrejo se ve más atraído por los olores más fuertes.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
La tranquilidad durante el día se observa en la capa superficial del agua, una auténtica balsa

Era la primera vez que pescábamos allí y en cierta medida las dudas nos surgían, no sabíamos si cebar mucho o poco, si meter cebos más selectos o naturales, tirar por lo dulce o por lo salado, equilibrados o pop-ups, pellets… este es uno de los factores bonitos de esta modalidad, la gran variedad y multitud de combinaciones que existen y que hacen que cada día más gente se adentre en el carpfishing.

En la acción de pesca

Una vez sondeado y elegido el cebadero, el cebado y las posturas, nos metimos en la barca y echamos las posturas al agua, la forma del cebado elegida fue en triángulo y dentro de él, otro cebadero. En las posturas, decidimos meter tres de las cañas en el interior de ese triángulo y las otras tres más fuera de su perímetro, conjugando distintas distancias y profundidades, ya que queríamos averiguar por donde se encontraba más cómoda la pesca e intentar ir atrayendo al resto de las carpas. Ahora sólo nos quedaba esperar.

Buscábamos ocupar una zona amplia pero tampoco demasiado, ya que en esta época el calor es insoportable y las carpas se mueven muy poco en busca de alimento. Tristemente así fue, durante el día la actividad era prácticamente nula y tendríamos que esperar a la noche.

Fue alrededor de las 3:30 de la noche cuando la primera de nuestras cañas arrancó. Enseguida mi compañero comenzó a recuperar línea esperando tener al otro lado una de esas grandes carpas que atesora el embalse de Orellana. Era una bonita común que entró a un boilie de Krill, pero la alegría no fue plena, ya que se trataba de una carpa de poco más de 5 kilos de peso.

20150808_102122

Un pez que nos hacía entrar en concurso y que después de un primer día bastante pobre nos colocaba entre los primeros. La noche pasó y con ella la actividad, aunque nosotros seguíamos intentándolo convencidos de que podríamos tener alguna que otra picada más. El día de nuevo pasó con más calor aún que el día anterior, y ya solo nos quedaba la última noche y para eso nos preparamos a conciencia, estudiamos la mejor estrategia posible, aunque con ella vino el fallo que nos dejaría fuera de los premios.

Deliberando con mi compañero y después de muchas conclusiones, decidimos realizar un cebado copioso para esa noche, aunque yo no estaba del todo de acuerdo, ya que el día anterior ya habíamos dejado allí una cantidad más que suficiente de cebo y seguro que todavía estaba por la zona. Esto al final nos perjudicó, ya que en toda la noche no tuvimos ni una sola picada.

¿Por qué nos dimos cuenta qué nos equivocamos a la hora del cebado? Una vez terminado el concurso a las 12:00 del domingo nos pusimos a recoger para llegar a la zona de la entrega de premios. Una vez allí comenzamos a entablar conversaciones con algunas de las parejas que la noche anterior tuvieron varias capturas y picadas. La decisión que ellos tomaron fue contraria a la nuestra, un cebado mucho menos copioso y concentrado por cada postura, formado por un pequeño puñado de chufa, maíz y algún que otro boilie y que a la postre le dieron premio.

Como de todo en esta vida de los errores se aprende y lo que en otras ocasiones a nosotros nos había funcionado bien ese día se volvió en contra nuestra. Al final después de todo quedamos en buen puesto, a pesar de ser un concurso donde los peces apenas hicieron acto de presencia.

Una nota positiva de todo esto, es que el cangrejo apenas estuvo activo y nos dejó pescar durante todo el fin de semana, pudiendo alternar y combinar cebos en todas nuestras cañas, desde los siempre efectivos boilies, hasta el cebo más práctico cuando el cangrejo hace de las suyas, que no es otro que la chufa, un cebo duro y resistente para nuestro hair.

Los amigos pescadores 

No quiero terminar sin dar las gracias a todos aquellos pescadores que aguantaron ese sol abrasador, que generó una inactividad notable, también por la paciencia de “aguantar” a las barcas, motos acuáticas… que en ocasiones invadían multitud de las zonas de pesca.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
David, Cristóbal y Juanma, grandes amigos y pescadores

Es cierto que el embalse es de todos, pero existen zonas delimitadas para que todos podamos estar cómodos y sin molestar a nadie. Si bien siempre se sacan lecturas positivas de todo esto, cada zona de pesca, así como cada estación es muy diferente, por lo tanto basta con seguir mejorando y aprendiendo. Otro factor importante son los amigos y compañeros que siempre te llevas y eso no tiene precio.

Algunas fotos de las capturas y de los premiados

Como anteriormente comenté fue un fin de semana aciago en capturas, aunque aquí os puedo mostrar algunas de las carpas que quisieron hacer acto de presencia.

IMG-20151003-WA0003IMG-20150807-WA0013

IMG-20150808-WA0033IMG-20150808-WA0010

Los premiados

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
1º Clasificados
OLYMPUS DIGITAL CAMERA
2º Clasificados
OLYMPUS DIGITAL CAMERA
3º Clasificados
OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Otros grandes amigos nuestros que obtuvieron el 10º puesto, y con ello un merecido premio, enhorabuena campeones

Enhorabuena a todos, pronto nos volveremos a ver por las orillas.


¿Lo compartes?

2 comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *