Un hombre queda incapacitado para realizar su trabajo tras un accidente con un corzo

¿Lo compartes?

La Junta de Castilla y León deberá indemnizar al afectado con 128.483 euros tras quedar probado la inexistencia de señalización que advirtiese de la posible presencia de fauna salvaje en la vía.

17/5/2017 | Redacción JyS

accidente-caza
Guardia Civil y ambulancia acuden a un accidente en una foto de archivo.

Según publica El Diario de León, la Junta de Castilla y León deberá indemnizar a un hombre que ha quedado inhabilitado para realizar su trabajo como consecuencia de un accidente de tráfico en el que colisionó con un corzo cuando circulaba por la carretera LE-333. El corzo salía de la Reserva Regional de Caza de Mampodre, dependiente de la administración autonómica.

El suceso ocurrió el pasado 29 de marzo de 2013, cuando el accidentado se dirigía a su domicilio tras una jornada de trabajo. En el punto kilométrico 0,9 de la ya citada vía un corzo irrumpió en la calzada siendo imposible para el conductor evitar la colisión. A consecuencia del accidente, el hombre se fracturó la cadera derecha y tuvo que ser intervenido quirúrgicamente.

A pesar de los esfuerzos de los médicos, tras varias complicaciones el hombre fue declarado finalmente «incapaz permanente total para su trabajo de camarero», por resolución de 2 de abril de 2014 de la Dirección Provincial del Instituto Nacional de la Seguridad Social de León.

En primer momento, y ante la demanda del afectado, la Junta desestimó la reclamación por responsabilidad patrimonial alegando que se cumplían los controles establecidos en el plan cinegético y que existía la señalización pertinente.

Ahora, la sala de lo Contencioso-administrativo del Tribunal Superior de Castilla y León, tras considerar probado que no existe señalización que advierta de la posible existencia de fauna cinegética ni otras medidas para evitar estos accidentes en el mismo tramo, ha estimado oportuno condenar a la Consejería de Fomento y Medio Ambiente a indemnizar con 128.483 euros al hombre que sufrió el accidente.


¿Lo compartes?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *