Galicia // El Seprona llevaba casi un mes tras los tramperos de Ponteceso

¿Lo compartes?

Cerca de un mes anduvieron los agentes del Seprona de Corcubión tras los tres vecinos de Ponteceso que han sido imputados de un delito contra la fauna y la flora por colocar trampas para acabar con los jabalíes en un monte de la parroquia de Neaño.

02/04/2014 | La Voz de Galicia

Los supuestos autores de maltrato animal habrían colocado al menos 17 lazos de acero en el bosque cabanés.
No se ha podido determinar en cuántas ocasiones tuvo éxito este sistema de caza furtiva, pero los agentes encontraron durante el tiempo que duró la investigación cuatro puercos bravos muertos y dos esqueletos de cánidos, que podrían ser un zorro y un lobo. El estado de descomposición de algunos cuerpos indica que estas prácticas son bastante antiguas.
Los hechos fueron puestos en conocimiento del juzgado de instrucción número 2 de Carballo.
Determinadas granjas del municipio de Ponteceso se han visto muy afectadas en los últimos tiempos por la acción de los jabalíes, cuya presencia también ha provocado enfrentamientos entre asociaciones de cazadores de la zona
Estos métodos ilegales se convierten para los animales en una trampa de la que no pueden huir. Precisamente, el de los lazos es uno de los mecanismos más crueles: los aros metálicos se cierran cuando el animal se mete en ellos y hace fuerza para soltarse. Muchos mueren asfixiados y, otros, incluso de hambre o con terribles mutilaciones.


¿Lo compartes?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *