Fiscal y acusaciones aducen un error del jurado para repetir el juicio al celador

¿Lo compartes?

«No basta con decir que tengo dudas, hay que explicar por qué», decía ayer el abogado de la Fundación Oso Pardo (FOP), Carlos González Antón.

11/06/2014 | Diario de León | C. FIDALGO

Resumía así las argumentaciones que la Fiscalía y las acusaciones desplegaron ayer ante la Sala de lo Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León en Burgos para pedir la repetición del juicio contra el celador de la Reserva de Caza de Los Ancares que resultó absuelto por la Audiencia de León tras ser acusado de provocar el incendio que en octubre de 2011 calcinó más de trescientas hectáreas entre Porcarizas y Campo del Agua (Villafranca del Bierzo).

Y es que tanto la Fiscalía como las acusaciones representadas por la FOP, la Junta de Castilla y León y Ecologistas en Acción insistieron ayer en que el jurado que declaró «no culpable» por falta de pruebas a Albergo G. G. no se molestó en fundamentar los motivos por los que no concedió credibilidad a los dos testigos de cargo que sustentaban la acusación y que reconocieron al vehículo del acusado con unos prismáticos y cómo su conductor se bajaba del todoterreno y en seguida salía humo del lugar donde se encontraba. El jurado, sin embargo, no consideró suficiente para declarar culpable al acusado que la fiscalía desmontara su coartada —el celador aseguró estar tomando café con una vecina de la zona cuando se propagaron las llamas— y que durante el juicio quedara demostrado que el celador no sólo abandonó la zona del incendio el día 17 de octubre de 2011 —se cruzó con agentes forestales y guardias civiles que acudían a sofocar las llamas— sin colaborar en la extinción, sino que el otro vehículo de la Junta similar al suyo se encontraba ese día aparcado en Cacabelos.

La Fiscalía y las acusaciones apelaron a los precedentes de sentencias absolutorias anuladas en el Tribunal Supremo y en otros tribunales superiores porque el jurado no fundamento sus dudas sobre los testigos acusatorios para reclamar la repetición del juicio en la Audiencia de León con otro jurado.

El abogado defensor del celador de la Reserva de Caza, el ex delegado del Gobierno en Melilla, Enrique Beamud, insistió, por el contrario en que la absolución estuvo bien fundamentada ante la duda del jurado, afirmó que su representando había sufrido «un linchamiento» público y repetir el juicio supondría «un descrédito» para la Justicia.


¿Lo compartes?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *