Éxito rotundo en el foro de expertos celebrado por la ONC en el ministerio

¿Lo compartes?

La Oficina Nacional de la Caza celebró un importante foro en el Ministerio de Agricultura ayer, 14 de noviembre. A él acudieron los agentes más importantes del sector cinegético y altos cargos de la Administración.

Juan Antonio Sarasketa, presidente de la Oficina Nacional de la Caza (ONC), fue el encargado de inaugurar el foro “Nuevas perspectivas para la actividad cinegética”, que se celebró ayer, 14 de noviembre, en el propio Ministerio de Agricultura. En su intervención, el máximo representante del sector cinegético se mostró muy agradecido con el Gobierno por la nueva senda de trabajo iniciada junto a los cazadores y subrayó que nos encontramos en “un momento histórico”. No quiso cerrar su intervención sin denunciar el papel de algunas aseguradoras que están presionando para que no se modifique la Disposición Adicional 9ª de la Ley de Tráfico en los términos que el Gobierno actual tiene pensado hacerlo y que ha pactado con los cazadores.

MESA1

La primera ponencia corrió a cargo de Jule Rekondo, director técnico de la consultoría medioambiental Ingurune SL. Con su intervención defendió la propuesta de declaración de la caza como Patrimonio Cultural e Inmaterial de la Humanidad, uno de los objetivos fijados actualmente por la ONC.

Isabel García de Tejerina, secretaria general de Agricultura y Alimentación del Ministerio, subrayó en su intervención que el Gobierno se muestra muy satisfecho por haber encontrado en la ONC el interlocutor perfecto para trabajar: “El ministerio colabora con una asociación que aglutina a todos los representantes del variopinto sector cinegético y eso nos facilita la labor a la hora de hacer política”. Además, Tejerina destacó la importancia del foro y añadió: “Permaneceremos muy atentos de todo lo que aquí se diga”.

José María Mancheño, presidente de Mutuasport, fue el encargado de cerrar la presentación destacando la importancia del foro para la empresa que él preside y aprovechó para la ocasión para recordar que Mutuasport se desmarca de las presiones de otras aseguradoras y aplaude la modificación de la Ley de Seguridad Vial: “Mutuasport trabaja y trabajará con el único objetivo de beneficiar a todos los cazadores españoles”.

La jornada estuvo dividida en tres grandes mesas. La primera de ella precisamente versó sobre la responsabilidad de los daños a la agricultura y los accidentes de tráfico con especies cinégeticas y estuvo moderada por el propio Mancheño. Fue inaugurada por Teófilo de Luis, Diputado Nacional del Partido Popular, quien aseguró que “el Gobierno hoy es muy sensible a los problemoas de la caza” e indicó “hemos aprobado una propuesta para simplificar el trámite de obtención de las licencias de caza de las diferentes autonomías”. El grueso de su intervención se centró en explicar cuál era la situación actual y cuáles eran los pasos que el Gobierno tenía previsto dar para simplificar la adquisición de las licencias de caza.

José María Solano, vocal asesor de la Dirección General de Desarrollo Rural y Política Forestal del MAGRAMA continuó con la mesa analizando todo el proceso desarrollado para creación del borrador de la Nueva Ley de Montes que incorpora importantes novedades para los cazadores, especialmente en lo corcerniente a la responsabilidad por daños a la agricultura. Por su parte Javier Nogueira, presidente de la Federación Gallega, puso de manifiesto algunos de los problemas a los que se enfrentan los cazadores de su comunidad con la actual Ley de Tráfico y destacó varias de las mejoras logradas con la nueva Ley de Caza de Galicia. Una de ellas se refiere a la necesidad de que el agricultor avise a los titulares de los tecores de que les van a solicitar una compensación por daños, caso que hasta ahora no se daba y que provocaba que en la mayoría de los casos el cazador no pudiese comprobar la veracidad y el alcance de los mismos ni poner medidas para evitar que aumentasen.

Antonio Velasco, Asesor Jurídico de la Federación de Caza de Castilla y León hizo un repaso por la realidad que impera en esta comunidad con respecto a los accidentes de tráfico y narró algunas de las experiencias vividas. Santiago Ballesteros, abogado, cerró la mesa poniendo la nota crítica y constructiva a algunas modificaciones propuestas de los temas que protagonizaban la mesa, indicando, por ejemplo, la necesidad de no dejar “gateras” por las que la judicatura pudiese forzar interpretaciones que le permitiesen seguir cargando la responsabilidad de los accidentes con especies de cinegéticas a los cazadores.

La segunda mesa estuvo moderada por el abogado Jorge Bernad y versó sobre la coordinación de la administración general del estado en los aspectos interautonómicos referentes a la caza. Adolfo Díaz-Ambrona, secretario general técnico del MAGRAMA fue el encargado de inaugurarla explicando la mecánica de trabajo que rige las relaciones entre los órganos del Gobierno central y los autonómicos, algo que se encargó de ilustrar bastante bien Jesús Marquina, haciendo un repaso a algunos de los trabajos desarrollados hasta la fecha desde su cargo de jefe del Servicio de Caza y Pesca de la Xunta de Galicia. Carlos Otero Muerza, doctor ingeniero de Montes, lanzó varias ideas muy interesantes como la propuesta de modificación de la Directiva Aves y completó la mesa junto a Iker Ortiz, presidente de la Federación Alavesa de Caza, que disertó sobre las incongruentes y preocupantes situaciones que se dan en España al contar con 17 leyes de caza diferentes e Iker Hidalgo, que señaló en la misma dirección y cerró su intervención reclamando una prórroga de la caza de la torcaz en el País Vasco que alcance, como mínimo, hasta el 28 de febrero. No quiso cerrar su turno sin volver a reclamar la legalización de la contrapasa, modalidad prohibida por la Unión Europea en 2005.

La última mesa de las jornadas estuvo moderada por Luis Fernando Villanueva, presidente de APROCA España, y abordó la actividad cinegética en el marco de la nueva PAC 2014-2020. En ella partició Marcos Pedregal, el creador de la plataforma SOS Salvemos la perdiz roja, quien en su intervención denunció la carencia de sostenibilidad de los actuales usos agrícolas y arrojó una serie de sugerencias que podrían hacer compatible la agricultura y la cría de fauna salvaje.

Juan Ramón Serna,  jefe del Servicio de Ayudas y Pagos directos de la Dirección General de Agricultura de Castilla-La Mancha, tuvo la ardua tarea de explicar cómo funciona el sistema de ayudas de la PAC. Ramón Fitz, cosultor agrario, continuó con la mesa y Pedro Corell, propietario de la finca Los Claros, realizó una interesante charla comentando su experiencia a la hora de transformar una explotación ganadera en otra de cría de venados, aprovechando las ayudas de la PAC y abriendo una nueva línea de negocio que tiene infinidad de posibilidades en nuestro país: la venta de carne de caza.

Begoña Nieto, directora general de Desarrollo Rural y Política Forestal del MAGRAMA, fue la encargada de cerrar la mesa y las ponencias, destacando la importancia del sector cinegético para el crecimiento económico y social de nuestros pueblos y respondiendo a algunos de los comentarios lanzados por los ponentes. Además, realizó una interesante ponencia sobre los pilares de la PAC analizando de qué manera puede encajar en ellos la actividad cinegética. Del mismo modo alabó la senda de trabajo iniciada junto al sector cinegético y aseguró que esa estrecha colaboración seguirá produciéndose en el futuro, a la vez que animaba a celebrar más encuentros de este tipo.

Juan Antonio Sarasketa tomó la palabra para cerrar el acto agradeció la asistencia de todos a lo que consideró como un “acto histórico” y un momento único para los cazadores.


¿Lo compartes?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *