Un nuevo estudio demuestra que es posible recuperar la perdiz roja silvestre

¿Lo compartes?

En este estudio, llevado a cabo con la financiación de la Diputación de Valladolid, los investigadores consiguieron incrementar las poblaciones llegando alcanzar cifras cinco veces mayores que cuando empezaron. Para ello tuvieron que implantar una serie de medidas de gestión.

27/1/2017 | Redacción JyS

La recuperación de la perdiz roja es posible

La revista European Journal of Wildlife Research ha publicado un estudio, realizado por investigadores de la Universidad de León y financiado por la Diputación de Valladolid, en el que los resultados arrojaron datos esperanzadores en cuanto a la recuperación de la perdiz roja silvestre se refiere.

José A. Pérez, quien lideró el trabajo de campo, asegura a diariovadiniense.es que el objetivo de esta investigación fue “estudiar el efecto de medidas de gestión cinegética en las poblaciones de perdiz roja”. Esta investigación se desarrolló en la finca Matallana a partir de 1995. En esa fecha, la finca citada contaba con aproximadamente tres parejas por cada 100 hectáreas, de un total de las 308 hectáreas con las que cuenta.

Según publica el citado medio, las medidas de gestión tomadas incluyeron la plantación de 15 cultivos de veza y cebada distribuidas en distintos puntos. Además se colocaron comederos y bebederos, se realizaron tareas de desbroce y durante la primavera se llevó a cabo un control de predadores (zorros, urracas y perros asilvestrados), siguiendo la normativa vigente. Todas estas tareas las llevó a cabo un guarda, y la caza se vedó. Por otro lado, según explica Pérez al medio castellanoleonés, se realizaron traslocaciones de conejo de monte de la propia finca “dado que esta especie es clave para los ecosistemas mediterráneos y quizás su recuperación podía ‘ayudar’ a la perdiz”.

Vicente Gaudioso, líder de la investigación, asegura que los censos realizados en cada estación iban mostrando cada año una mejora de las poblaciones, y que en cinco años estas se vieron duplicadas. Llegando a alcanzar en el año 2004 las 12 parejas por cada 100 hectáreas en primavera, 98 perdices en el verano y 86 en otoño.

Además, los autores aseguran que el conejo también se recuperó llegando a los 200 ejemplares por cada 100 hectáreas en los últimos años. Las poblaciones de rapaces también se incrementaron, llegando a albergar la finca 21 especies diferentes.

Carlos Sánchez, coautor del artículo, afirma a diariovadiniense.es que “aunque no se llegó a establecer qué medidas de gestión fueron las más importantes, está claro que una gestión integral dirigida a la perdiz roja funciona, pero hay que darse 4-5 años de margen para comenzar a ver resultados”.

Por último, los autores advierten que los cotos que quieran recuperar la perdiz deben centrarse en las medidas descritas y no en realizar repoblaciones. Además deben ayudar a las poblaciones de conejo de monte, ya que según los investigadores esta especie podría ayudar a recuperar la perdiz.


¿Lo compartes?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *