8 errores que no debes cometer al iniciar un niño en la caza

¿Lo compartes?

Al introducir a un niño en la caza debes tener mucho cuidado. El primer día es primordial y hay ciertos fallos que nunca debes cometer. A continuación te mostramos ocho errores en los que de ninguna manera puedes caer.

24/5/2017 | Redacción JyS

VolverSiguiente

1. Crear falsas expectativas

Un niño es un niño y por naturaleza son inquietos y no se estarán callados con facilidad. Harán preguntas, tendrán curiosidad y querrán saber más acerca del medio que los rodea. No le cohíbas, anímale tú a que pregunte, al igual que le puedes hacer preguntas para que adquiera conocimientos. No le lleves a cazar en jornadas que se alarguen demasiado. Empieza sacándole en jornadas de menor, donde podrá moverse y hablarte con mayor facilidad. Si le quieres llevar a un rececho, por ejemplo, ya que se trata de otra modalidad muy activa, limita el periodo de cacería, no trates de estar con el niño o niña mucho tiempo andando porque se cansará y no querrá volver. Y sobre todo habla con él o ella, explícale todo lo que veáis alrededor, el trabajo de los perros, los lugares que habitan las distintas especies, etc… Así se le hará más ameno.

VolverSiguiente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *