El sector cinegético considera demostrada la inocuidad del control de predadores para el lince ibérico

¿Lo compartes?

La Federación de Caza de Castilla-La Mancha y la Asociación de Propietarios Rurales para la Gestión Cinegética y Conservación del Medio Ambiente (APROCA) consideran demostrada la inocuidad del control de predadores para el lince ibérico en Castilla-La Mancha.

20/05/2015 | APROCA / FCCLM

De izquierda a derecha: Juan de Dios García, presidente de la FCCM y Luis Fernando Villanueva, presidente de APROCA, en una foto de archivo.
De izquierda a derecha: Juan de Dios García, presidente de la FCCM y Luis Fernando Villanueva, presidente de APROCA, en una foto de archivo.

Ante la reciente liberación de un lince capturado en  un lazo  homologado, en una finca de la provincia de Albacete, el sector cinegético ha asegurado, en un comunicado, que este hecho pone en valor la importancia de la colaboración de la propiedad privada y los cotos de caza para el futuro de todas las especies silvestres.

Que el lince liberado se encuentre en perfecto estado, debe concluir que los métodos de control de predadores homologados en Castilla-La Mancha, son absolutamente inocuos para todas las especies, cinegéticas y no cinegéticas.

Ambas organizaciones han señalado que ante la nueva crítica realizada desde los sectores ecologistas se demuestra, una vez más, “su radicalismo y que, ahora, después de demostrar la inocuidad del control de predadores, se han quedado sin argumentos para seguir pidiendo la prohibición de estos métodos”.

Han recordado que Castilla-La Mancha ha sido la primera región de España que ha incorporado los acuerdos internacionales en su legislación ampliando incluso el alcance de los mismos al exigir sus estándares a todas las especies de predadores.

Aproca y la Federación de Caza han asegurado que “no dudan que existen organizaciones que hubieran deseado un final trágico para Llera para argumentar así sus tesis radicales”, sin embargo, han dicho, “ha quedado demostrado que el trampeo con métodos de control homologados no supone peligro para el futuro del lince ibérico”.

En su comunicado, estas organizaciones han rechazado el control de predadores mediante el empleo de métodos de captura no homologados, y han apuntado que “son los primeros en perseguir estas prácticas y así lo demuestra el hecho de personarse como acusación particular cuando se haya producido algún hecho de este tipo”.

Tanto la Federación de Caza como Aproca, han pedido a las organizaciones conservacionistas que critican el uso de métodos homologados de captura de predadores, que dediquen el dinero público que están recibiendo a lo dedica el sector cinegético sin ayuda alguna, a formar a guardas y vigilantes para sensibilizar a éstos de la importancia del lince para nuestra región, y de cómo actuar ante la captura de una especie no objetivo.

La liberación del lince capturado, han recordado, “es fruto por tanto del trabajo del sector cinegético en estos procesos formativos y de la gran sensibilidad de la propiedad privada con el medio natural”.

Por todo ello, los representantes del sector cinegético en Castilla-La Mancha han querido denunciar la campaña de acoso que la caza está sufriendo en esta región, “con la creación de una plataforma radical y politizada, con la que se miente a la población sobre el texto de la Ley de Caza o pidiendo la prohibición del plomo en España y, ahora, el control de predadores”.

Por no hablar, han dicho, de la crítica de dicha plataforma a la manifestación celebrada en defensa de la caza, donde no hubo una sola pancarta con consignas políticas, a diferencia de la celebrada por esta plataforma días antes.

Aproca y la Federación consideran una enorme irresponsabilidad el hecho de que WWF, una organización que está participando en el proyecto “Iberlince”, en lugar de enfatizar la labor de la propiedad privada, en este caso,  pida la prohibición de los métodos de control de predadores.

WWF, han apuntado, conocía dónde se iba a desarrollar la reintroducción del lince, en una región con gran importancia de la caza menor, con densidades de conejo infinitamente superiores a las de Andalucía, fruto de una gestión en pro del fomento del conejo y la perdiz.

Ambas organizaciones han criticado, además, que WWF haya dado una cara a los propietarios privados de plena colaboración y de estar a favor que la reintroducción del lince no variará su actual modelo de gestión, y una vez conseguidos los convenios de colaboración con las fincas, cambien su postura y muestren su verdadera cara.

Así mismo, el sector cinegético se pregunta si las organizaciones ecologistas prefieren que las poblaciones de conejo lleguen a las cifras de otras regiones, donde prácticamente han desaparecido.

En este sentido, han recordado que esta circunstancia está siendo el motivo por el cual los linces se están desplazando de las zonas donde estaban estables, lo que está provocando que uno o dos linces mueran mensuales en las carreteras del sur de España fruto, sin duda, de la búsqueda de conejos en los taludes de las vías de comunicación o debido a su movimiento en busca de mejores hábitat donde se fomente la gestión de la caza menor.


¿Lo compartes?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *