El Estado y los propietarios de derechos en Parques Nacionales tendrán hasta 2020 para negociar los derechos

¿Lo compartes?

El Proyecto de Ley de Parques Nacionales, que se encuentra en fase de tramitación en el senado, ha dado hoy un nuevo paso tras quedar registradas todas las enmiendas.

05/11/2014 | El Norte de Castilla | SILVIA G. ROJO

Entre esas enmiendas hay una que está levantando especial polvareda y es la 278, que finalmente sigue adelante pero con algunas modificaciones, la más significativa es que se pone un plazo de seis años para que los propietarios de derechos y el Estado lleguen a un acuerdo.

En teoría, y en virtud de la Ley de Parques Nacionales aprobada en el año 2007 y que a día de hoy es la vigente, los titulares de los terrenos perderían en el año 2017 ciertos derechos, entre ellos los de la caza, pero a cambio, deberían ser indemnizados por la administración central. En previsión de que la compensación no va a llegar a tiempo pues ahora mismo se está haciendo una valoración de esos derechos, esa enmienda, pretende prorrogar en el tiempo esos derechos de los propietarios hasta que sean indemnizados por la pérdida que se contempla de los mismos. En un principio, no se establecía una fecha concreta, pero hoy mismo, el PP en el senado ha incluido una modificación en la que se dice: “Las Administraciones Públicas adoptarán, en un plazo máximo de seis años a partir de la entrada en vigor de la presente Ley, las medidas precisas para adecuar la situación de los parques nacionales ya declarados a la entrada en vigor de esta Ley a las determinaciones contenidas en los artículos 6 y 7 de la misma, con la excepción de lo relativo a las superficies mínimas establecidas en el artículo 6.1 c). En los casos en que la adecuación afecte a derechos de terceros, las Administraciones Públicas promoverán la celebración de acuerdos voluntarios o en su defecto, aplicarán los procedimientos de expropiación forzosa o rescate de los correspondientes derechos”.

Para que el asunto pueda entenderse de una mejor manera, lo más efectivo es descender al terrero y fijarse en los dos parques nacionales que hay en Castilla y León: Picos de Europa y Guadarrama y que por otra parte, el modo en que les afecta es algo diferenciado.

El Parque Nacional de Picos de Europa, cuenta con 64.660 hectáreas, de las que 24.719, están en la vertiente castellano y leonesa. De ese número, alrededor de 23.000 hectáreas, son Reserva Regional de Caza, lo que quiere decir que los propietarios de esos terrenos reciben un dinero por la explotación cinegética, es decir, por los derechos.

La mayor parte de esta superficie se asienta en dos términos municipales completos, Posada de Valdeón y Oseja de Sajambre, que cada año reciben, en función del precio de la caza, cantidades por los 10 o 20 jabalíes que se abaten, alrededor de 15 ciervos, seis corzos y tres lobos, según estimaciones de la consejería de Medio Ambiente.

Todo eso, ahora hay que capitalizarlo, y lo cierto es que el precio de la caza ha bajado mucho desde que se promulgó esa ley y que los cálculos de aprovechamiento que se están haciendo, van en función de los precios medios que se están dando en las subastas actuales.

El senador del PP y portavoz de la comisión de Medio Ambiente, Vicente Aparici, insiste en que “no se pueden eliminar los derechos de algunos sin que sean compensados pero esta enmienda no supone ningún cambio con respecto a la ley anterior, a lo que ya tenemos, es una garantía jurídica para quien tiene un derecho”.

En relación a la modificación precisa que “después de las negociaciones con los ecologistas y propietarios, se ha determinado este planteamiento y lo que cambia es que se ha establecido un plazo de seis años, en 2020 se tiene que haber llegado a un acuerdo”.

Por otra parte matiza que “la ley es genérica y derechos hay muchos, no solo de caza”.

En lo que a Guadarrama se refiere, la vertiente de Castilla y León abarca 11.000 hectáreas de las que unas 3.000 son del Estado, unas 5.000 de la Junta y 3.000 más, pertenecen a ayuntamientos o entes privados, entre los que estarían cotos de caza e incluso, la explotación de una mini central. Después de lo dicho, la incidencia sería mucho mayor en Picos, en el caso de Guadarrama, están afectados algunos trozos de los municipios y la caza se asienta en zonas muy altas por lo que el aprovechamiento, es menor.

Esta circunstancia se puede comprobar en el Real Sitio, municipio incluido en el parque nacional pero en cuyo caso, las hectáreas afectadas son propiedad del Estado y, evidentemente, no se va a autoindemnizar. El alcalde socialista, José Luis Vázquez así lo explica: “no nos afecta porque del ayuntamiento no es ni un metro cuadrado pero sí que nos afectan otras enmiendas que se han presentado a ese proyecto de ley”.

En concreto, a través de la asociación a la que pertenecen, AMUPARNA, Asociación de Municipios con Territorio en Parques Nacionales, “hemos pedido formar parte de los órganos gestores de esos parques como ayuntamientos, con voz y voz”, y por otra parte, “que se establezcan consignaciones presupuestarias de forma obligatoria, es decir, que se compense con inversiones y subvenciones”.

Igualmente, señala que su partido “había presentado una enmienda en la que se pedía que los vecinos pudieran volver a disfrutar de la caza, algo que se perdió porque se modificó la propuesta de la Junta en la que sí se preveía que se continuara cazando pero no se ha tenido en cuenta y esperaremos a otro momento”.

El proceso para esta Ley de Parques Nacionales seguirá su curso y tras ser aprobada hoy en comisión, del 11 al 13 de noviembre irá al pleno donde se aprobaría. Durante todo el trámite se puede negociar en la comisión o en el pleno, que es donde normalmente se hacen las transaciones. Aparici reconoce que “puede haber negociaciones hasta el pleno pero no parece que vayan a hacer cambios una vez que se ha introducido un plazo concreto”.


¿Lo compartes?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *