El clima suave reduce un 70% la población de ánsares en las Lagunas de Villafáfila

¿Lo compartes?

Las suaves temperaturas de noviembre y diciembre junto a la escasez de agua han provocado un espectacular descenso en la población de aves en la Reserva Natural de las Lagunas de Villafáfila, espacio estratégico de rutas migratorias en su desplazamiento hacia zonas más cálidas.

04/02/2015 | La Opinión de Zamora | IRENE GÓMEZ

Una disminución que en 2014 ha llegado al 70% respecto al año anterior en el caso de los ánsares y un 30% menos de patos.

Por fortuna la menor presencia de avifauna en uno de los humedales más importantes de la Península se ha visto compensada con un incremento de las visitas a la Reserva, cuantificada a lo largo del año pasado en 20.657 personas, de las que el 20% son niños que a su vez “arrastran a los mayores y son la antesala de la visita de los padres” precisó el delegado de la Junta, Alberto Castro durante la reunión de la Junta Rectora de las Lagunas celebrada ayer en la Casa del Parque de Villafáfila.

El acto contó con la presencia de los alcaldes de los pueblos de la Reserva Natural y su área de influencia, quienes aprovecharon la interlocución con los responsables de Medio Ambiente para reclamar una compensación hacia estos municipios que venga a suplir la eliminación de las ayudas ZIS (Zonas de Influencia Socioeconómica). Ya son cuatro años sin esas ayudas y 2015 también pasará en blanco para los ayuntamientos, como se confirmó en la reunión de la Junta Rectora.

“Si no se pueden conceder como antes ni se pueden financiar las obras al cien por cien, que al menos busquen una fórmula de financiación compartida” apuntaba uno de los alcaldes participantes en la reunión. “Nos quitaron de un plumazo las ayudas ZIS, sin avisar, obligando a algunos ayuntamientos a pagar los proyectos sin poder hacer luego las obras, y no sabemos si volveremos a verlas; que se compense a los pueblos de alguna manera porque también tenemos que aceptar unas normas y unas limitaciones por estar en la Reserva o cerca de ella”.

Los alcaldes se interesaron también por los retrasos en el pago de las ayudas agroambientales a los agricultores, que han llegado a demorarse hasta tres años. “Si el dinero llega de Europa y el agricultor no lo recibe ¿dónde se para?” llegó a cuestionar uno de los asistentes.

Otro de los puntos tratados en la Junta Consultiva fueron las indemnizaciones por los daños provocados por las especies cinegéticas en la Reserva que se concreta en 49 expedientes, cuyas ayudas se elevan a 19.214 euros. Según los datos de la Junta, el 88 % de los daños causados en estos terrenos agrícolas son provocados por el conejo.

La masiva presencia de la especie “ahora mismo es el principal problema para los agricultores -precisó el director de la Reserva, Mariano Rodríguez- porque hay poblaciones muy grandes; se están matando más de mil conejos, la mitad de ellos por la guardería y aún así los daños tienen una cuantía muy importante”.

Pese a las medidas de control de la población de conejos, la capacidad reproductora tan tremenda de estos animales hacen que este problema no tenga una solución fácil. Precisamente esa explosión del mamífero ha favorecido la presencia de especies raras en este espacio natural, como un águila perdicera o un águila imperial, en busca de una presa fácil para alimentarse. “Son especies que no tienen nada que ver con las Lagunas pero demuestran lo variados que son los cambios que se producen aquí” explica el director de la Reserva Natural.

También se destacó en el informe de gestión la “importante recuperación” de la liebre, llevando a sus poblaciones globales en época de caza a niveles ligeramente superiores a los del año pasado.


¿Lo compartes?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *