El Bocyl publica mañana el Plan Director de la Red Natura 2000

¿Lo compartes?

El Bocyl publicará mañana el inicio del período de información pública del Plan Director para la implantación y gestión de la Red Natura 2000 de Castilla y León que pretende, a través de la consulta y participación ciudadana, enriquecer el proyecto.

25/06/2014 | Noticias de Castilla y León

El documento estará disponible en el apartado de Gobierno Abierto de la Junta de Castilla y León y permanecerá a exposición pública durante 20 días hábiles, del 25 de junio al 18 de julio. Este proyecto tiene como objetivo planificar y ordenar la gestión de los valores y espacios a conservar, lo que repercutirá en más de la cuarta parte del territorio de Castilla y León.

La Red Natura 2000 constituye la mayor apuesta de conservación realizada hasta la fecha a nivel europeo. Castilla y León acoge una gran presencia de especies y hábitats de interés comunitario, entre ellas 72 especies prioritarias de aves (sin contar las 146 especies de aves migradoras de presencia regular), 63 hábitats y 116 especies de interés comunitario que, en conjunto, suponen un total de 251 valores protegidos. En la actualidad están catalogados y protegidos, según los casos, 120 Lugares de Importancia Comunitaria (LIC) y 70 Zonas de Especial Protección para las Aves (ZEPA), lo que sitúa a Castilla y León como la segunda Comunidad de España, tras Andalucía, en una de las regiones con más superficie Red Natura 2000 de la Unión Europea.

La superficie que alberga las especies y hábitats a proteger de interés comunitario supone más del 25 % del total del territorio de Castilla y León, donde se asientan la mitad de los términos municipales, por lo que el diseño de la gestión de su conservación demanda la implicación y participación de su población.

Participación ciudadana

Previamente al inicio del período de información pública, la Consejería de Fomento y Medio Ambiente ha mantenido encuentros con diferentes sectores de la población para darles a conocer el Plan Director para la Implantación de la Red Natura 2000 en Castilla y León. Con estas reuniones se pretende conservar los valores y lugares de enorme valor ecológico incluidos en las Directivas Europeas Hábitats 92/43/CEE y Aves 2009/147 CE, así como escuchar las sugerencias y propuestas de medidas estratégicas que hagan compatible la conservación de los valores con la actividad de la población que habita en estos lugares.

La Consejería de Fomento y Medio Ambiente ha articulado la participación ciudadana para la redacción del documento final de este Plan Director y de los Planes de Gestión de Valores y Espacios Protegidos en torno a una serie de mesas de debate en las que se ha valorado la opinión de la población. Se han mantenido encuentros con representantes de agricultura y ganadería, gestión forestal, caza, pesca y otros usos del territorio y desarrollo sostenible. También se ha consultado a conservacionistas, representantes de universidades, colegios profesionales, y ONG.

El Plan Director de la Red Natura 2000

La Junta de Castilla y León ha estado trabajando simultáneamente en tres instrumentos de planificación: el Plan Director para la Implantación de la Red Natura 2000 en Castilla y León, los Planes Básicos de Gestión y Conservación de Valores y de Espacios Protegidos Red Natura 2000. Estos dos últimos se someterán a un proceso de participación en el mes de julio.

El Plan Director es el marco en el que se inscribirán las medidas que permitirán garantizar la conservación de los hábitats y especies de interés en Castilla y León y ordenará el entramado administrativo imprescindible para articular la gestión de la Red Natura 2000. Además, implementa la política de conservación con la integración de la Red Natura 2000 en las estrategias regionales de I+D+i para dar respuesta a la necesidad de mejora del conocimiento científico y técnico inherente a cualquier política de conservación propiciando una mejora en la coordinación con las instancias científicas y académicas.

El Plan contempla también una gestión preventiva que intentará hacer compatible los usos y actividades que se desarrollan en estos espacios con las condiciones y valores que estamos obligados a conservar. En esta línea, el proyecto reconoce la importancia de la participación ciudadana en la conservación del patrimonio natural y establece mecanismos de participación, de comunicación y de educación ambiental que la hagan efectiva.


¿Lo compartes?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *