El efecto de los vertidos en el mar: los peces prefieren comer plástico

¿Lo compartes?

 

pez come bolsa plastico
Shuttestock

La investigadora de la Universidad de Uppsala (Suecia) Oona Lönnstedt y Peter Eklöv han publicado en la revista Science un estudio de los efectos que tienen concentraciones de plásticos en la fauna marina. Los resultados muestran que, cuando se encuentran microplásticos, las larvas dejan de comer zooplancton y se alimentan con ellos

08/06/2016 | Redacción JyS

Los peces prefieren comer plástico. Los efectos negativos sobre los ejemplares es la reducción de la natalidad y del tamaño de los ejemplares. Algo hasta la fecha nunca visto, según los investigadores. Los peces acostumbrados a los microplásticos de poliestireno –presentes en muchos cosméticos- también cambian su comportamiento en otro sentido ya que dejan de sentir miedo al olor de sus depredadores. Los peces que se encontraban con plásticos en un tanque en el que también nadaban lucios eran engullidos cuatro veces más rápido que los que se criaron en un ambiente natural. Ninguno de los peces sobrevivió más de 48 horas en el tanque.

La autora de la investigación señala que su equipo ya está analizando los diferentes tipos de polímeros que usa la industria para saber “cuáles son peores”. “Si podemos saber cuáles son más dañinos podremos retirarlos de la producción”, asegura.

Esta clase de residuos no solo aparece por la descomposición de plásticos grandes, se encuentran presentes en muchos cosméticos, tales como dentífricos o exfoliantes. “Si se confirma que estos microplásticos están dañando a estos organismos tanto desde el punto de vista químico como físico a mayor escala habría que prohibir el uso de estas pequeños granos en los cosméticos y sustituirlos por otros materiales biodegradables”, opina la coautora del trabajo.

La misma investigadora ha asegurado que se está produciendo un serio declive de la perca y el lucio –especies de río–, curiosamente en paralelo al aumento de la concentración de microplásticos. “A medida que estos residuos se acumulan en los océanos, podrían resultar muy dañinos a muchos otros animales”, alerta.

 


¿Lo compartes?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *