Don Quijote y Sancho se van de caza

¿Lo compartes?

A Cervantes le iba la caza aunque hasta ahora no se haya  prodigado que en las páginas de su gran obra ‘El Quijote’ se abordaba la actividad cinegética de la mano de sus dos protagonistas.

12/03/2015 | M.G. | La Tribuna de Toledo

Patxi Andión (izq), el director general de Cultura, Javier Morales, junto a Santiago Ballesteros, autor del libro Víctor Ballesteros. / Foto: latribunadetoledo.es
Patxi Andión (izq), el director general de Cultura, Javier Morales, junto a Santiago Ballesteros, autor del libro Víctor Ballesteros. / Foto: latribunadetoledo.es

Alonso Quijano, convertido ya en caballero, y su buen y fiel compañero Sancho compartieron un día de montería en el capítulo 34 de la segunda parte. Este hecho no pasó desapercibido para el abogado Santiago Ballesteros, autor de la obra ‘Don Quijote, gran madrugador y amigo de la caza’, que presentó ayer en la capilla de Santa Fe, arropado por el conocido cantante, actor y profesor Patxi Andión, y el director general de Cultura, Javier Morales.

Santiago Ballesteros explicó que la idea de escribir su libro surgió tras realizar un informe jurídico sobre el lanceo del jabalí. Destaca todas las referencias de Cervantes a la caza en “El Quijote”. El conocido Patxi Andión le arropó en el acto.

La caza nunca pasaría desapercibida para Ballesteros, que fue secretario general de la Real Federación Española de la Caza, y ha buceado durante mucho tiempo en ‘El Quijote’ para profundizar en la obra y «aprovechar  la apología en defensa» de la actividad en estas páginas. En este caso, anotó todo lo que se fue encontrando y poco después le rondó la idea de lanzarse a escribir su obra, un amplio estudio que ofrece un viaje a los lectores por La Mancha, Sierra Morena y el Campo de Montiel, con continuas referencias a la naturaleza y a la caza, ya sea como actividad o en forma de manjares.
«El Quijote me gusta porque parece que nunca se agota», explicó ayer Ballesteros, que bautizó oficialmente ayer su libro y apuntó que decidió escribirlo poco después de que le encargaran un informe jurídico sobre el lanceo del jabalí. Si bien, siempre le ha llamado la atención que la actividad haya pasado desapercibida en la obra de Cervantes, a pesar de distintas referencias, y pensó que era un buen momento para  sacar «la cara cinegética de la novela» centrada, fundamentalmente en ese día de montería organizada por los mismos duques «que urden la aventura de la ínsula de Barataria, el encuentro con Merlín o el viaje a lomos del Clavileño».
La aventura de Ballesteros le ha llevado a profundizar en la influencia de la caza en el siglo XVII en la literatura y el arte, puesto que los grandes pintores de este siglo también la retratan habitualmente,y a estudiar con detenimiento dos importantes tratados de la época, ‘Origen y dignidad de la caza’, de Juan Mateos, y ‘El arte de la ballestería y la montería’, de Alonso Martínez de Espinar, prologado por Francisco de Quevedo, donde se aborda «la función social de la caza para controlar el daño a las uvas y a los venados» por los lobos.
El autor, amante y defensor de la actividad cinegética, apuntó también durante la presentación  los problemas a los que se enfrenta la caza por culpa de sus detractores a pesar de estar regulada por ley. «No se puede hacer demagogia ni se puede utilizar la caza para pegar a los políticos», sostuvo, dejando claro también que él no tiene ningún carné político.

La enciclopedia. El director general de Cultura tomó la palabra al inicio de la presentación para recordar que el autor «tenía las ideas muy claras desde el principio» y considera que su obra casa a la perfección en estos momentos en los que se está conmemorando el IV Centenario de la segunda parte del ‘Quijote’.
Morales dejó claro que «Santiago Ballesteros es un quijote que ha tenido que hacer frente a muchas dificultades» para llegar a esta obra, pero ha demostrado «empeño y pasión por todo lo que hace».
Por otro lado, explicó que la novela de Cervantes puede considerarse como «la primera enciclopedia de la Historia, donde podemos encontrar referencias a todos los saberes», incluido el de la caza.
Por último, el conocido cantante, actor y profesor, Patxi Andión, también respaldó con su presencia al autor y ha tenido «el placer» de escribir el prólogo de la obra de este castellanomanchego, «un hombre de frente que no tiene costados, que parece más frágil que consistente… pero tiene más pliegues que una falda de tergal…»
Andión recordó que el abogado «tiene apellido de caza», puesto que antiguamente se realizaba con ballestas y señaló que todos los lectores cazadores que se acerquen a la obra «se encontrarán sin dificultad en sus líneas». Además,  destacó algunas diferencias que separan la actividad del siglo XVII con la actual. «Ahora hay que cobijarse en las leyes y en aquella época se acogían a la conciencia»
Asimismo, sostuvo que la caza crea «mucha opinión en los medios de comunicación» desde hace tiempo, pero dio a entender la importancia de la actividad cinegética en estos momentos e invitó a leer a Ballesteros porque, entre otras cosas, su libro «es un acto de fe que conjuga «la cultura de las letras con la cinegética».

La siguiente presentación del libro será en Ciudad Real, el día 26 de marzo de 2015 en el Museo del Quijote a las 19:30. Las localidades son limitadas.

 


¿Lo compartes?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *