Crónicas de pesca al feeder y de inglesa

¿Lo compartes?

Buenas de nuevo fieles seguidores, en este nuevo artículo de jara y sedal, quiero relataros las pasadas jornadas que hemos hecho un grupo de amigos pescadores, entre los cuales me incluyo (los amigos del carp), en un embalse de Castilla y León, que será próximamente redactado y detallado en otro reportaje de nuestra web.

20140420_203242

Han sido concretamente 4 sesiones, de las cuales, tres de ellas fueron a la inglesa,  y la otra fue compartida al unísono con el feeder (una modalidad que viene pegando fuerte).

Empecemos con los materiales y los cebos.

Se usaron en todas las jornadas un material básico y fundamental, para afrontar dichas jornadas con ciertas garantías de éxito.

Para ello, montamos el panier y sillas, los soportes para las cañas, rejones, sacaderas, picas para los soportes y bandejas de los cebos, paraguas, cubos de engodo y el tamiz, eso en cuanto al material más voluminoso.

20140419_171134

El pequeño material fue: veletas variadas de inglesa, sondas o ranas, nudos topes, plomos, tijeras, lápiz marcador, quitaplomos, mosquetones, anzuelos específicos de inglesa y de feeder, conectores, tiradores, muelles, etc.

En cuanto a los cebos, usamos los siguientes: engodo de carpa y barbo, maíz, nutriaca o asticot, lombriz, pellets blandos de banana, fresa, scopex y cangrejo, masilla de fresa, etc.

Veamos los resultados.

En las cuatro jornadas que hemos organizado, el cebo estrella ha sido la lombriz de tierra.

En un principio, preparábamos gusanos (asticot), previamente encolados para ser lanzados más fácilmente con nuestras manos, el tirador o incluso mezclado con el propio engodo.

20140419_201315-1

También usábamos maíz mezclado con el engodo, por lo que en nuestros anzuelos, montábamos un grano de maíz, con dos asticots para que hicieran de tope de dicho maíz.

Pues bien, todos estos preparativos, no nos dieron los resultados esperados, y fue cuando decidimos probar con la lombriz de tierra, la respuesta fue inmediata, las carpas y algún que otro barbo, se volvían mucho más atraídas por este maravilloso y universal cebo.

20140417_175553

Es cierto que en todas las jornadas, no estaban mucho por la labor de querer comer, uno de los motivos era, que estaban ocupadas en los propios menesteres de la freza, y otra causa, era la bajada de la temperatura del agua por el motivo del deshielo de las montañas próximas a este embalse.

¿Y el feeder?

Esta modalidad, fue la elegida en esta ocasión por mi compañero Luis de Valladolid, optó por montar un cebador con engodo de carpa compacto y algo más duradero que de costumbre, en el anzuelo, probó la gran variedad que hay en el mercado de pellets blandos y de multitud de sabores, llevándose la palma los de plátano, scopex y fresa.

20140420_203912

La zona de cebado, estaba relativamente cercana de la orilla, aproximadamente 30 ó 35 metros.

Las picadas se daban con bastante frecuencia, por lo que pudo disfrutar en gran medida de esta técnica divertida y emocionante de pesca.

Las capturas.

Es difícil recordar el total de piezas de esas cuatro jornadas, pero si quiero recalcar, que todas ellas fueran devueltas al agua con las mejores garantías, ya que todos mis compañeros y yo practicamos SIEMPRE, la captura y suelta, respetando en todo momento las decisiones que otros pescadores puedan tomar o tener al respecto.

20140420_203715

Salieron en mayor medida carpas, algún que otro barbo de buen tamaño y también un par de carpines, los pesos no eran excesivamente altos, ya que en este pantano la media de las capturas están entre el kilo y los tres kilos como máximo, saliendo de vez alguna pieza de pesos superiores, pero repito que de forma muy excepcional.

20140418_192747

Las carpas eran todas royales, y su comportamiento en la lucha es digno de destacar, ya que a pesar de no ser grandes, el combate que ofrecían era más que destacable.

Finalizando.

Las conclusiones extraídas en estas jornadas han sido muy positivas, ya que siempre que se va de pesca, se aprende algo nuevo, ahora en breve tiempo, nos esperan nuevas jornadas al carpfishing y una jornada muy ansiada a la pesca de la tenca.

Próximamente os contaré los resultados obtenidos, así como técnicas, cebos, estrategias y un largo etcétera.

Por último, os quiero recordar que ahora es un momento excepcional para disfrutar de la pesca en nuestros ríos y sobre todo embalses, ya que éstos últimos, se encuentran en unos porcentajes de cantidad y calidad de agua espectaculares, que ya solo ir a verlos merecerá la pena.

20140420_202822

A parte, la pesca está en pleno apogeo, y será un buen momento para tentar a las especies que frecuentan nuestras aguas, los campos están con un verde esplendoroso y el tiempo también acompaña, ¿qué más podemos pedir amigos?.

Suerte a todos y feliz pesca.

 


¿Lo compartes?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *