Crónica de un atropello

¿Lo compartes?

Sin-título-4Varias federaciones autonómicas, entre ellas la aragonesa, protagonizan un desencuentro con la actual directiva de la Real Federación Española de Caza, a raíz del último proceso electoral de esta entidad, recurrido ante los tribunales.

Fuente: Heraldo de Aragón

Tranquilos que esta vez el atropello no ha sido en carretera sobre una especie cinegética.

El 25 de enero de 2012, la Real Federación Española de Caza (RFEC) nos solicita el censo de los federados en la Federación Aragonesa de Caza (FAC). El 6 de febrero se le remite dicho censo, a pesar de lo cual el pasado 14 de septiembre, el presidente de la RFEC, negó en laAsambleaGeneral haberlo recibido.El día 14 de septiembre de 2012, viernes, a las 17.38, día y hora en la que están cerradas, prácticamente, todas las federaciones autonómicas y con el 22 como finalización del plazo de presentación de reclamaciones, recibimos la convocatoria por fax, en la que constaba el número de asambleístas que nos concedían.Vemos la falta de dos de los asambleístas que nos correspondían y advertimos que en el censo que ha manejado la RFEC hay un sensible desfase, tanto en deportistas como en sociedades. Recurrimos el censo el 21 de septiembre así como el número de asambleístas. El 24 de septiembre recibimos la resolución de la Junta Electoral en la que se admite nuestra reclamación y se ordena la inclusión de lamisma en el censo provisional pero de los asambleístas se nos remite a la Junta deGarantíasElectorales, a la que a partir de ahora serámucho más apropiado llamar de ‘Ingarantías Electorales’, que el 4 de octubre nos contesta con una desaprensión y presencia de ánimo, realmente encomiables, que la convocatoria fue notificada el 14 de septiembre y que el plazo para recurrir a la misma finaliza el 17 y que por lo tanto se acuerda inadmitir por extemporáneos los recursos presentados por la FederaciónAndaluza, la FederaciónAragonesa, la Federación deCastilla LaMancha y la Federación Catalana. Esta resolución, actualmente, se halla recurrida en vía contencioso administrativa, donde esperamos recibir la justicia que nos ha negado la Junta de Garantía Electorales con la complacencia y permisividad del Consejo Superior deDeportes, con el que nos sentimos, absolutamente, decepcionados a diferencia de laDirecciónGeneral de Deportes de Aragón de la que no tenemos ninguna queja.

Posteriormente y diez días antes de la Asamblea General de este año se nos intenta detraer otros 20 asambleístas, con pretextos varios. Se recurre, nuevamente, ante la Junta de Garantías Electorales, la cual impide a la RFEC consumar el expolio, eso sí, haciendo gala de su ‘estilazo’ habitual nos lo comunica el viernes 13, día anterior a laAsamblea, a las 19.40. Me imagino que la hora era con la intención de facilitar el viaje y la asistencia a la Asamblea de los preexcluidos, como era lógico la consecuencia fue la imposibilidad de asistir cinco de los mismos.

A pesar de todas estas anomalías y de saber quemientras no se restablezcan los asambleístas que nos corresponden al 70% de los federados perderemos todas las votaciones ya que, paradójicamente, el 30%tienemás asambleístas que el 70% decidimos asistir a la misma con la vana esperanza de que siendo de conocimiento general que el actual presidente de la Federación Española está imputado por el Juzgado nº 50 deMadrid por administración desleal, estafa y falsedad documental en su etapa de 21 años como presidente de Mutuasport, esta circunstancia podía modificar la intención de voto de algunos de los que lo apoyan.Vana ilusión, el 30% cerró filas entorno a su líder, que para gustos están los colores, con lo cual, una vez comprobado que nuestra situación allí era de convidados de piedra, abandonamos la reunión.

No se desanimen los federados aragoneses, lo que hemos perdido es una batalla, pero tenemos la seguridad de ganar la guerra a medio plazo o como muy tarde en tres años y conseguiremos tener una RFEC, transparente, austera y eficaz.


¿Lo compartes?

4 comments

  1. 0
    Martín Madrigal says:

    Uy uy uy, me parece que el CSD está haciendo llenandose de caca… ¿Por qué permite esta situación? ¿Alguien tiene algo que ocultar? Es de locos… Cómo explicar que deje impune el dopaje y que permita una situación tan grave como esta, en la que se fusilan los valores más elementales de la democracia…

  2. 0
    Cazador indignado says:

    Martín ¿Aún no te has enterado cómo funciona todo en este país? Aquí el sistema protege al delincuente mientras el inocente se tiene que fastidiar. No es raro que el CSD esté detrás de todo esto, al fin y al cabo es un organismo político, y ya sabemos de qué pasta estan hechos nuestros “queridos” políticos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *