El aumento del corzo amenaza a Cataluña Central

¿Lo compartes?

En los últimos 10 años la población de corzo se ha multiplicado por cinco haciendo peligrar los pastos y el ganado de la región. A esto se le suma la preocupación de los agricultores por la transmisión de enfermedades como tuberculosis y brucelosis.

24/5/2017 | Redacción JyS

accidente corzo.
Corzo atropellado junto a una carretera. / Shutterstock.

El jabalí y el corzo son los animales que más problemas causan en Cataluña Central tal como informa El Nacional, incluso llegando a estropear el 30% de la producción de forraje, según afirman los agricultores. En campos donde normalmente se recogen entre dos y tres balas de forraje, ahora sólo recoge media.

Las viñas también se están viendo afectadas por el aumento del corzo, acabando con muchas de ellas. Los problemas de carretera siguen siendo en su mayoría ocasionados por los jabalíes, sin embargo, signo del crecimiento de su población es que el corzo ya provoca el 10% de esos accidentes.  

Su reintroducción, ya que en los años 80 estaba en regresión, ha tenido éxito y desde la década de los 90 ha ido proliferando y conquistando casi todo el territorio catalán.

Una población multiplicada por cinco

La situación es alarmante y desde el departamento de Agricultura se ha hecho un cálculo de la población del corzo en Cataluña estimando su censo en 21.555 ejemplares. Según datos del mismo departamento, 9 de cada 10 corzos viven en los Pirineos, y más de 60% se concentra en cuatro comarcas: el Pallars Sobirà, el Alt Urgell, la Cerdanya y la Vall d’Aran.

Pese a que los agricultores aseguran que el corzo es portador de la tuberculosis y de la brucelosis, el departamento de Agricultura ha puntualizado que no es necesariamente portador de estas enfermedades. Los resultados obtenidos a raíz de un programa de vigilancia de la fauna salvaje abalan esta afirmación.

Para controlar esta situación el departamento de Medio Ambiente ha encargado un estudio al Centro Tecnológico Forestal de Cataluña para conocer los daños reales que provoca y cuáles son los cultivos más afectados.


¿Lo compartes?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *