Nueve consejos para prevenir accidentes con fauna salvaje

¿Lo compartes?

Los accidentes con fauna salvaje son cada vez más frecuentes. Por ello, y para ayudarte a circular de forma segura en tus viajes de caza, te proporcionamos nueve consejos para afrontar estas situaciones, evitarlas y prevenirlas si fuera posible.

15/1/2016 | Redacción JyS

accidente con fauna salvaje

Reduce la velocidad

Levanta el pie, sobre todo cuando circules de noche y por lugares donde es común que se crucen especies de caza mayor. Tendrás más tiempo para reaccionar ante cualquier animal que se encuentre en el lateral o en la misma carretera.

Presta atención a las señales

Es sumamente importante respetar las señales viales. Su localización tiene por objetivo marcar zonas potencialmente peligrosas. Están colocadas para seguir unas directrices por las determinadas características de la vía.

Fija la vista en los laterales y en la lejanía

Atento a ambos lados de la carretera y tan lejos como sea posible, sobre todo en las zonas señalizadas. La mejor forma de evitar un accidente con un animal con una alta actividad nocturna como el jabalí o el corzo es verlo de lejos. En la mayoría de los accidentes ocurridos con especies cinegéticas los conductores expresan no haberlos vistos con suficiente antelación. Además, como norma general solemos evitar más los accidentes con animales que salen de nuestra derecha que de nuestra izquierda.

Ten en cuenta que la fauna salvaje es impredecible. Un jabalí o un corzo que está plácidamente comiendo en el lateral de la carretera, de un momento a otro puede saltar a la vía sin que nos dé tiempo a reaccionar.

No te distraigas

Un conductor que circula solo y concentrado en la carretera tiene menos probabilidades de tener un accidente que un conductor que va hablando con un acompañante. Procura poner los cinco sentidos en la carretera.

Además, si un animal cruza esta debes estar atento, ya que lo más probable es que no deambule solo, extrema las precauciones. Si es posible, pasa por su lado despacio para no alterarlo; si no lo es, avisa inmediatamente a las autoridades para que actúen lo más rápido posible.

No te descuides en las rectas

Recuerda que la mayoría de accidentes ocurren en noches claras y en las rectas de las carreteras. Esto se debe a que los conductores prestamos mayor atención cuando el tiempo es adverso y somos más cuidadosos al tomar las curvas.

Mantén el coche en buen estado

Es de vital importancia que revises tu coche periódicamente. Unos frenos en mal estado, unos neumáticos gastados, luces con un alumbrado inadecuado, o incluso un coche sucio pueden ocasionar que no puedas evitar la colisión con cualquier animal que se cruce en tu camino.

Conduce con las luces largas encendidas

A menos que encuentres tráfico, o que vayas a adelantar, si circulas de noche es sumamente importante circular con las luces de largo alcance encendidas. Estas te proporcionarán un campo de visión más amplio y claro.

Ahora bien, si un animal cruza la calzada debes optar por las luces de cruce, ya que si se deslumbran pueden actuar de forma peligrosa.

Nunca toques el claxon

Jamás debes pitar a un animal que se encuentra en medio de la calzada, porque puede asustarse y reaccionar de una manera inesperada.

Si la colisión es inevitable

Si no te da tiempo a reaccionar y el choque es inevitable, frena y embraga a fondo a la vez que te aferras con fuerza al volante. No trates de esquivar al animal, porque podría ser peor si te sales de la carretera.


¿Lo compartes?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *