10 consejos para iniciar a un niño en la pesca

¿Lo compartes?

enseñar a pescar a un niño
Pescar con tus hijos es una maravillosa experiencia. /Shutterstock

¿Te gustaría que tu hijo, sobrino o nieto conociese este mundo tan maravilloso que es la pesca? ¿Quieres que aprenda a disfrutar de la naturaleza formando parte de ella? En este artículo te contamos todo lo que debes hacer para transmitirle tu gran pasión.

24/6/2016 | Redacción JyS

Obtén la licencia del niño

No es más que un sencillo trámite en el que emplearás no más de cinco minutos. Aquí podrás ver cómo hacerte con la licencia interautonómica. Por el contrario, si solo deseas la licencia de una comunidad, entra en su web o ponte en contacto con los servicios medioambientales de la capital de provincia más cercana para conocer los pasos que debes dar. La mayor parte de las autonomías te permiten sacar y pagar el documento a través de internet en un sencillo trámite.

Encuentra el lugar adecuado

Debes ser cuidadoso a la hora de elegir la parte del embalse o del río donde llevarás por primera vez al pequeño. Debes asegurarte de que sea un lugar de fácil acceso para que no se canse demasiado y que cuenta con una buena densidad de peces, de lo contrario se aburrirá y no querrá volver; tampoco puedes alargar demasiado la jornada.

Prepara el equipo

Una vez que tengas todo el papeleo realizado y hayas escogido el lugar, es hora de hacerse con un buen equipo. Para ello debes recordar que hay cosas imprescindibles que no pueden faltar en el maletín de un pescador, pero además acuérdate de tu pequeño acompañante. Puedes encontrar kits completos de pesca para niños por apenas 12 euros.

Monta los aparejos

Para este punto puedes optar por comprar el equipo ya montado como te indicábamos antes. O bien, puedes optar por el modo tradicional para transmitir tus conocimientos a tu pequeño compañero. Hay multitud de montajes que puedes realizar en función de las especies que vayas a pescar, elige bien. Y sobre todo, no te olvides de lo más importante: el niño debe aprender y no hay mejor forma de que aprendan que dejándoles experimentar, aunque siempre bajo tu supervisión.

El niño debe experimentar

Deja que el niño te ayude en la elección del cebo. Proponle varias opciones de las que tengas la certeza de que pueden funcionar –aunque ya sabemos que los peces actúan de manera caprichosa- y deja que sea él quien escoja el señuelo con el que pescaréis. Tú encárgate únicamente de montarlo sobre el anzuelo, ya que este puede conllevar peligro para el niño al estar afilado.

caña para enseñar a pescar a un niñoDeja que sea el pequeño quien actúe

Una vez que esté todo listo, deja que el niño sea el protagonista, enséñale a lanzar pero sin hacerlo tú. Ayúdale con el freno del carrete, pero sin tocarlo tú. En definitiva, deja que pesque y aprenda mediante el método de ‘ensayo-error’, realmente funciona.

Su primera captura

Realmente, lo que importa es que el niño sienta todo el lance, desde la picada hasta tener al pez en la sacadera. ¿El tamaño? El tamaño no importa. Le hará la misma ilusión sacar una pequeña pero peleona trucha que un buen barbo. Su primera captura será algo que nunca se le olvidará, ¿y qué mejor que compartir ese momento con él? Tú solo ayúdale cuando te lo pida.

Retira el anzuelo

Al igual que hiciste a la hora de montar el aparejo, para desenganchar la captura también deberás hacerlo tú para que el pequeño no tenga ningún percance. Trata de forma correcta al pez, ya que esta parte es una de las que mejor deben aprender las futuras generaciones. El pez debe volver al agua intacto para poder disfrutar en futuras jornadas.

Inmortaliza el momento

La primera jornada de pesca es algo inolvidable para cualquiera que se inicie en esta bonita actividad, pero lo es más si cabe si esta primera vez llega a una edad temprana. El pequeño siempre recordará olores, paisajes… pero nada mejor que inmortalizar algunos momentos para que jamás se puedan borrar de su memoria. No te olvides de llevar la cámara de fotos y de tomar imágenes durante toda la jornada, especialemente si logra sacar del agua alguna captura. No hay mejor recuerdo.

Captura y suelta: clave al enseñar a pescar a un niño

Como ya hemos hablado anteriormente en el punto 8, el pez debe volver al agua para poder seguir disfrutando de esta bonita afición durante muchos años. Para ello debemos tener en cuenta que el pez debe ser cuidado correctamente. El niño debe aprender esto desde el minuto uno. Debes enseñarle una pesca ética y responsable. Después de la correspondiente foto, el pez siempre al agua.


¿Lo compartes?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *