Cazar y comer conejos hizo evolucionar al hombre

¿Lo compartes?

Una investigación reciente sugiere que la caza de conejos en la región que hoy ocupa Cataluña hizo evolucionar a nuestros antepasados. Fue entonces, hace unos 10.000 años, cuando empezaron a hacer un mejor aprovechamiento de sus presas y comenzaron a agruparse para cazar más.

19/5/2017 | Redacción JyS

Imagen de la zona en la que se desarrolla la investigación. / IPHES

Según una nueva investigación del Institut Català de Paleoecologia Humana i Evolució Social (IPHES ), en el yacimiento del Molí de Salt situado en la localidad de Vimbodí i Poblet (Conca de Barberà), nuestros antepasados empezaron a consumir una mayor cantidad de carne de conejo hace aproximadamente 10.000 años.

Este aumento del consumo de lagomorfos se debió a la proliferación de estos animales causada por un notable aumento de las temperaturas después de una glaciación. “Sabemos que el conejo era un animal muy apreciado por las poblaciones que vivían en la zona de Tarragona durante el Paleolítico superior, es decir, entre 8.000 y 15.000 años atrás”, explica Anna Rufà a La Vanguardia, investigadora predoctoral del equipo que trabaja en la zona.

“Seguramente era una residencia de verano y daban mucha importancia al consumo de este animal. Por su tamaño pequeño y su escasa ferocidad, hasta los niños podían cazar perfectamente estos animales”, apunta Rufà al medio citado anteriormente.

Además, los expertos aseguran que las muestras encontradas en la zona permiten observar las técnicas utilizadas por los homínidos para sobrevivir aprovechando al máximo la fauna que encontraban. Así, en algunas representaciones pictóricas se puede contemplar lo que podría ser el uso de trampas, lazos y redes para atrapar un mayor número de conejos en cada cacería.

Por otro lado, según cuenta Rufà, nuestros antepasados empezaron a hacer un mayor uso a partir de las piezas cazadas, ya que, por ejemplo, comenzaron a fabricar vestimentas con las pieles de estos animales. De esta manera, el hombre evolucionó a partir del consumo de los conejos.


¿Lo compartes?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *