Comunidad Valenciana // Los cazadores se rebelan contra la orden que regula el aprovechamiento forestal

¿Lo compartes?

La Mesa Forestal de la Comunitat Valenciana dio ayer su visto bueno a la orden de aprovechamientos elaborada por la Conselleria de Infraestructuras y Medio Ambiente, aunque con el pronunciamiento en contra de la Federación de Caza.

26/05/2014 | Levante | JOSÉ SIERRA

Sus responsables creen que se favorece a un tipo de caza en manos de grandes propietarios y adinerados en detrimento de la caza «social» representada por las sociedades de cazadores locales.

El texto mantiene una prohibición expresa de los polémicos vallados cinegéticos en los montes titularidad de la Generalitat Valenciana, aunque deja en manos de los titulares de los montes consorciadosgeneralmente ayuntamientos la posibilidad de autorizar los vallados a los adjudicatarios del aprovechamiento de caza, tal como ya ha ocurrido en los montes «públicos» de Loriguilla, en Valencia.
Privatización «encubierta»

La norma tampoco cuestiona las adjudicaciones conjuntas de aprovechamientos como la caza o la obtención de biomasa a 25 años, con un canon aparentemente ridículo y que puede ser sustituido a cambio de la inversión del adjudicatario en «mejoras».

Para algunos colectivos, entre los que se encuentran los propios cazadores, ecologistas y partidos políticos en la oposición, este tipo de adjudicaciones «globales» representan una privatización encubierta de los montes públicos de la Generalitat Valenciana, que paralizó
Vicente Seguí, secretario territorial en Alicante de la Federación Autonómica de Caza, aseguró que la conselleria se había comprometido a estudiar las particularidades de cada aprovechamiento, «aunque nos dicen que tienen las manos atadas por la normativa estatal y a partir de ahora todas las adjudicaciones se harán en procesos de libre concurrencia».

«La conselleria actua como si la caza fuera un negocio, un aprovechamiento que genera un beneficio económico, pero la caza no es esto y menos en la Comunitat Valenciana», añadió.

«Se están confundiendo: no somos Castilla-La Mancha. No tenemos nada contra los procesos transparentes y la libre concurrencia, pero, si se aplica a rajatabla, los clubs deportivos pueden desaparecer y la caza quedar en manos de unos pocos con dinero en un momento en el que este tipo de caza social es más necesaria que nunca por su contribución al control de la fauna, las plagas, etc. Si insisten en esta vía, la norma se puede volver en contra de la Administracion y de la propia sociedad», concluyó.


¿Lo compartes?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *