Comunidad Valenciana // El conductor y no el coto pagará los daños por siniestros con un animal

¿Lo compartes?

Los 162 cotos de la provincia de Castellón respiran más tranquilos tras aprobarse la nueva ley de Seguridad Vial, que recoge una de sus reivindicaciones históricas, como es la de dejar de pagar los daños en accidentes de tráfico provocados por animales.

18/05/2014 | El Periódico Mediterráneo | SARA RIOS

Hasta ahora eran los cotos los que debían hacer frente a todos los desperfectos de los vehículos cuando chocaban contra un animal de caza, como jabalíes o cabras, ya que se consideraba que debían tener controlados los ejemplares en sus límites de actuación.

En la provincia de Castellón, según datos de la delegación de la Federación de Caza de la Comunitat, se produjeron el año pasado 32 accidentes de este tipo, frente a los 27 que se registraron un año antes. “Los clubes de caza valoramos positivamente este futuro reglamento, porque sufríamos graves problemas con las pólizas de los seguros, ya que cuando había un accidente el seguro pasaba de costar 3.000 euros al año a 15.000, lo que resulta inasumible”, explicó el delegado de la de Federación de Caza en Castellón, Iván Sánchez.

“Da igual que la carretera sea comarcal o nacional, que el suceso sea en domingo, día de caza o un lunes, porque siempre corre a cargo del coto, lo que es muy injusto. Si un animal huye de una batida y sale a la carretera sí que podemos ser responsables, pero esto no suele suceder”, remarcó.

En el nuevo reglamento se contempla este último supuesto como excepción y los cotos sí deberán pagar los daños. Sin duda, en la mayoría de los accidentes de esta índole hay un jabalí implicado. Esto se debe a la superpoblación que hay de esta especie en la provincia.

ZONAS DE RIESGO // Por ejemplo, hace varios meses en la CV-148 entre Cabanes y Orpesa se produjo un accidente por el atropello de un jabalí. De igual modo, días antes una manada de jabalíes provocaba un accidente en la CV-135, a la altura de Benicarló en dirección a Càlig. Las zonas de mayor riesgo de esta accidentalidad en la provincia de Castellón se localizan en la CV-10, a la altura de les Coves y la Salzadella, así como en las carreteras de interior de la comarca del Alto Palancia, en concreto, de toda la zona de Segorbe, Soneja y Azuébar.


¿Lo compartes?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *