Cómo construir una caja nido. Brico Jara y Sedal

¿Lo compartes?

Construye tu propia caja-nido

Muchas de las aves que para construir sus nidos utilizan los agujeros de los troncos de los árboles cada vez encuentran más dificultades debido a la deforestación de determinadas zonas. Construyendo una caja-nido ayudarás a estas especies durante su época de cría, y si optas por colocarlo en tu parcela o jardín, acercarás un poquito más la naturaleza a la puerta de tu casa. A continuación te explicamos, paso a paso, cómo construir una caja nido para gorriones y estorninos.

¿QUÉ NECESITAS?
● Varios listones de madera de entre ● Taladradora y broca
uno y dos centímetros de grosor. gruesa para madera.
● Serrucho o caladora. ● Una bisagra.
● Un martillo y algunos clavos. ● Varias alcayatas-cáncamo.
● Alambre.

1. CORTA LAS TABLAS

Cortamos las tablas de manera que obtengamos todas y cada una de las paredes de un paralelepípedo rectangular de 25 centímetros de altura, 18 de ancho y 18 de fondo. Si le damos algo de caída al tejado de la caja-nido, y hacemos también que la tapa superior sobresalga un poco por la parte delantera de la caja, mucho mejor: así no caerá agua en el interior en caso de lluvia.
Después realizamos un agujero circular de entre 35 y 40 milímetros de diámetro, y a una altura de 20 centímetros de la base, en la madera que utilicemos para la parte frontal. Podemos colocarle debajo de este agujero un pequeño listón para ayudar a los pájaros a sujetarse al entrar y salir de la caja.

2. ÚNELAS

Une con ayuda del martillo y los clavos todas las partes de la caja dejando para el final el tejado.

3. COLOCA LA ´TAPA´

Colocamos una bisagra en la parte posterior de la caja de manera que una el listón que hará de tejado y la propia caja. Para que esta ‘tapa’ se mantenga cerrada colocaremos dos alcayatas en un lateral y utilizaremos a modo de candado un trocito de alambre. De esta manera, una vez haya pasado la época de cría y los polluelos hayan abandonado la caja podremos abrirla por la parte superior para así poder limpiarla.

4. ¡Y A COLGARLA!

Utilizando un alambre construimos una sencilla asa que sujetamos a la caja ayudándonos de un par de alcayatas que colocaremos en ambos laterales. Una vez hecho esto, ya podremos colocar la caja-nido en aquel lugar que más nos guste… y esperar a que algún inquilino decida utilizarla.


¿Lo compartes?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *